| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Salem Al-Dawsari, autor del segundo gol de Arabia, celebra su tanto.
Salem Al-Dawsari, autor del segundo gol de Arabia, celebra su tanto.

Ridículo de la Argentina de Messi en Catar: pierde ante Arabia (1-2) en su debut

Primera gran sorpresa del Mundial con la derrota de una de las grandes favoritas para hacerse con el título frente a una de las selecciones más débiles del campeonato.

| Agustín Díaz Deportes

Una de las sorpresas más increíbles de la historia de los Mundiales. Así se puede resumir la derrota de Argentina frente a Arabia Saudí (1-2) en el partido de debut de una de las grandes favoritas para el título. Con todo a favor, con Leo Messi completamente recuperado, el equipo sudamericano se ve obligado, a partir de ahora, a comenzar una remontada que solo ocurrió una vez en la historia, concretamente en 2010, cuando España acabó haciéndose con el título después de caer en el partido de su debut ante Suiza. 

Y eso que Argentina comenzó ganando y, literalmente, se pudo ir al vestuario con una ventaja más que solvente para dejar el partido sentenciado. Leo Messi abrió el marcador al transformar un penalti por agarrón dentro del área saudí. Fue una pena máxima de esas que no se pitan en España, pero que, a cámara lenta y a través del VAR, parecen más que evidentes. El jugador del PSG marcó y todo parecía completamente encarrilado para que Argentina se hiciera con un victoria de absoluto trámite. Con ese tanto, Messi entró en el selecto grupo de futbolistas que han conseguido marcar en cuatro Mundiales diferentes: Pelé, Cristiano Ronaldo y los alemanes Klose y Uwe Seeler le esperaban en ese trono. 

Más aún cuando el árbitro, a instancias del videoarbitraje, anuló un gol a Lautaro Martínez. La imagen dejó lugar a bastantes dudas, "demostrando" la ilegalidad de un tanto que, de toda la vida, hubiera subido al marcado por estar ambos jugadores, atacante y defensa, en línea. Messi también marcó, aunque en este caso, la anulación por fuera de juego era evidente. 

Aún así, el encuentro llegó al descanso con una victoria corta para Argentina, que solo tenía que seguir con su ritmo de juego y su clara superioridad para certificar en el segundo tiempo un triunfo que todo el mundo daba por seguro antes incluso de echar a rodar el balón. 

Sin embargo, en la segunda parte se obró el milagro y el desastre para todo un paísAl Shehri, nada más comenzar la reanudación, puso el sorprendente empate en el marcador, aunque aún habría lugar para la más grande de las sorpresas. Y es que Salem Al-Dawsari, uno de los saudíes que hace 4 años pasó con más pena que gloria por el Villarreal, marcó el golazo de su vida, un impresionante derechazo que se coló en la portería argentina. 

 

Quedaba media hora, casi 45 minutos con la posterior prolongación, pero el ataque de nervios que estaban sufriendo los jugadores de la albiceleste, les impedía pensar en la remontada. El tiempo fue pasando y la primera gran sorpresa del Mundial se acabó de consumar. Esta misma tarde juegan México y Polonia, los otros dos equipos de un grupo que, a partir de hoy, se ha convertido en una gran tortura para la Argentina de Messi.