| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

La brecha en el mercado de vivienda Balear sigue aumentando

Ibiza, San Sebastián, y Zarautz son las ciudades con el metro cuadrado más caro de España. En ellas se han alcanzado ya precios históricos que superan los 6.000€/m².

| Carlos D. Marcos Economía

Cuatro ciudades españolas, dos pertenecientes a las Islas Baleares y otras dos al País Vasco, han marcado un hito al superar la barrera de los 6.000 euros por metro cuadrado, según los últimos datos de Fotocasa. Este hecho ha llevado a estas localidades a situarse «muy por encima» de la media nacional de 2023, que fue de 2.203 euros por metro cuadrado.

Encabezando el ranking se encuentra Ibiza, con un precio de venta de 6.403 euros por metro cuadrado. En segundo lugar está San Sebastián, que registra un valor de 6.120 euros por metro cuadrado. En el tercer y cuarto puesto se encuentran Zarautz (Guipúzcoa) y Santa Eulària des Riu (Ibiza), con precios de 6.029 y 5.997 euros por metro cuadrado, respectivamente. Este último municipio llegó a los 6.010 euros por metro cuadrado en noviembre de 2023.

Otros municipios cercanos a la marca de los 6.000 euros por metro cuadrado incluyen La Moraleja en Madrid (5.700 euros/m²), Calvià en Mallorca (5.526 euros/m²), Andratx en Mallorca (5.496 euros/m²), Sant Josep de sa Talaia en Ibiza (5.304 euros/m²), Sitges en Barcelona (5.192 euros/m²) y Sant Cugat del Vallés en Barcelona (4.938 euros/m²).

María Matos, directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, señaló que aunque el aumento de precios es significativo en estas localidades, destaca especialmente en los municipios ibicencos. Explicó que estas ciudades se han convertido en la ‘milla de oro’ de las islas debido a la «gran presión» de la demanda turística, especialmente extranjera, con un poder adquisitivo superior al de la demanda local, lo que ha contribuido al aumento de los precios.

Matos también indicó que esta situación complica el acceso a la vivienda, ya que las Islas Baleares cuentan con poco stock de vivienda social pública, lo que agrava las dificultades de acceso. Por otro lado, señaló que la situación en los municipios del País Vasco es diferente, ya que la demanda es principalmente nacional, sin la presión turística extranjera.

Estos datos ponen de manifiesto la creciente brecha en los precios de la vivienda en diferentes regiones de España, planteando desafíos adicionales en términos de accesibilidad a la vivienda para los residentes locales.