08 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Nadia Calviño y Pedro Sánchez

La economía española se desploma oficialmente a niveles de la Guerra Civil

El INE, desde que inició su serie histórica en 1970, nunca había registrado una caída de las cuentas públicas tan acusada. Solo durante la Guerra Civil se vivió una situación similar.

| Andrea Jiménez Economía

 

La economía española se ha hundido como nunca. Una debacle histórica que no se había vivido jamás desde la Guerra Civil. De hecho, el Instituto Nacional de Estadística no había registrado en su historia una caída tan brutal de la economía española desde que se inició el recuento en 1970. El PIB de España ha caído un 11%.

Por más que el Gobierno quiera hablar de 'brotes verdes' y de una recuperación que ya está en marcha la realidad es bien distinta, las cuentas se desploman hasta límites que no se habían visto nunca. Hasta ahora, el mayor descenso anual del PIB se había registrado en 2009, en plena crisis financiera, con un retroceso del 3,8%, pero con la crisis del Covid se han batido todos los récords.

 

Es, también, la primera contracción anual del PIB desde el año 2013, cuando bajó un 1,4%, mientras que el año pasado, la economía española creció un 2%.

Y es que, los datos del último trimestre ya hacían prever una catástrofe como la actual, ya que la economía española solo remontó un 0,4% respecto al tercer trimestre del año, pese a que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá llegó a pronosticar una subida del 2,4%.

Pero además, el INE ha explicado que por diversas razones relacionadas con el calendario de disponibilidad de algunas de las fuentes utilizadas en el último trimestre del año, el volumen de información adelantada en el avance de datos de este viernes ha sido menor que en ocasiones anteriores.

Este hecho, unido a la dificultad que ha supuesto para la medición estadística un cambio de coyuntura como el de la crisis del covid, "hace prever que las futuras revisiones de los resultados hoy publicados puedan ser de una magnitud mayor que la habitual".

Por otra parte, según el avance de datos de Contabilidad Nacional, una de las principales causas de esta caída ha sido que la demanda nacional ha restado 9 puntos al PIB en 2020, mientras que la aportación negativa de la demanda externa fue de 1,9 puntos.

El Gobierno se aferra a los fondos europeos para rescatar una economía que se hunde

Sin embargo, el Gobierno, siguiendo con su optimismo habitual, majea unas previsiones de crecimiento del PIB en este 2021, según aseguró Nadia Calviño en octubre, del 7,2%, sin tener en cuenta en Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, que, a su juicio "tendrá un impacto muy importante sobre el consumo, inversiones y empleo". Teniendo en cuenta este plan, prevé un crecimiento del 9,8% en 2021. Es el salvavidas al que se aferra.

Tras el FMI

Pero el FMI ya se encargó esta misma semana de enfriar el optimismo reinante en Moncloa, con un informe demoledor. La nueva previsión del organismo presidido por Kristalina Georgieva es que España experimente un crecimiento económico del 5,9%, lo que supone una corrección a la baja de 1,3 puntos con respecto a la estimación anterior.

Además, la llegada de una virulenta tercera ola que está llevando numerosas restricciones, como el cierre de la hostelería o el adelanto generalizado del toque de queda, hacen tambalearse la previsión, borrando de un plumazo la posibilidad de aquella "V asimétrica" de la que hablaba Calviño, y volviendo a dejar a los españoles sumidos en la incertidumbre de una economía en ruina.