| 26 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Casado en Valencia
Pablo Casado en Valencia

Casado sale fortalecido y el PP consolidado como alternativa al sanchismo

El PP ya es una sólida alternativa a un Gobierno de coalición nefasto: Casado se consolida apoyado en sus aciertos y en la fortaleza de sus barones regionales.

| ESdiario Editorial

Por mucha crítica, indiferencia o caricatura que quieran hacer sus rivales políticos y mediáticos, la segunda Convención Nacional del PP con su nueva dirección ha sido un completo éxito para el partido, sus principales dirigentes, sus bases y, especialmente, para Pablo Casado.

La imagen de la plaza de toros de Valencia llena hasta la bandera, con una multitud fuera por falta de espacio, no solo simboliza la pujanza del PP, sino que lo reconcilia con su mejor pasado en términos electorales, cuando demostró en los años 90 que era una alternativa sólida al PSOE y logró derrotarlo.

 

A ese espíritu apeló sin duda Casado, ahondado en una recuperación del pasado a través de la reivindicación del legado y la presencia de dirigentes como Aznar y Rajoy, amén de la difunta Rita Barberá, maltratada en su momento por los suyos: el PP parece haber aprendido a purgar sus pecados sin, a la vez, demoler sus propios pilares, dignos de recuerdo y respeto.

Casado ha vuelto a unir al PP, lo que unido a la absorción de Cs y la fortaleza de sus barones, consolida una alternativa ganadora a Sánchez

Desde esa reconciliación, Casado vino a explicar su estrategia en los últimos tres años, no del todo comprendida por muchos pero perfectamente útil para llegar a este momento: solo con ese discurso, moderado para unos y "cobarde" para otros, ha sido posible recuperar la práctica totalidad del voto a Ciudadanos. Algo imprescindible para poder ganar al PSOE y perfectamente compatible con pactar con VOX en el futuro.

Con los barones

Peo también proyectó una sólida alternativa al actual Gobierno, el más nefasto de la democracia, cuya mejor prueba es su resultado en las Comunidades Autónomas donde gobierna: para entender lo que el PP es capaz de hacer en España es suficiente con ver lo que hacen sus presidentes en Madrid, Andalucía, Galicia, Castilla y León o Murcia, con un rendimiento incontestable.

De esa alianza de Casado con lo mejor del pasado, lo más audaz para el futuro y sus aliados regionales; depende el destino del PP. Y de algún modo el de España, ahora sometida a la inconcebible agenda ideológica, económica, institucional y territorial de una coalición funesta.