| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey de Marruecos, Mohamed VI, se saludan durante su última reunión en Rabat.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey de Marruecos, Mohamed VI, se saludan durante su última reunión en Rabat.

Sánchez regala a Marruecos 45.000 millones de nuestros impuestos

El dinero que "no se tiene" para cuestiones primordiales como renovar y mejorar el material de la Guardia Civil en la lucha contra el narcotráfico se utiliza para invertir en el país vecino.

| ESdiario Editorial

La visita del presidente del Gobierno a Marruecos se ha saldado como viene siendo habitual: España sale escaldada. Damos y no recibimos hada sustancial a cambio. Esta vez, Pedro Sánchez, ha anunciado en el país vecino la inversión pública española en Marruecos de 45.000 millones de euros en los próximos años.

Ese dinero, por supuesto, sale de nuestros impuestos. Para hacernos una idea, esa cantidad supone aproximadamente lo que el Estado se gasta en subsidios de desempleo en dos años completos. Esa ingente cantidad de dinero español regalado por Sánchez a Marruecos no hace más que ahondar en las sospechas que señalan a los servicios de inteligencia de ese país como los que espiaron el móvil del presidente del Gobierno ¿Qué sabe Marruecos de Pedro Sánchez?

Siendo esta cesión de millones escandalosa, lo cierto es que no es lo más grave de lo que ha sucedido. Pedro Sánchez, recordarán, cambió la posición histórica de España respecto al Sáhara de manera unilateral, cediendo así a la posición de Marruecos y enemistándonos con Argelia de forma muy perjudicial para nuestros intereses comerciales.

 

Ahora, el líder socialista se desmarca con este regalo de 45.000 millones de euros. El dinero que al parecer no tenemos para renovar el material de la Guardia Civil en la lucha contra el narcotráfico o para asistir a los enfermos de ELA, está disponible en cantidades ingentes para Marruecos. Nuestros impuestos son para educación y sanidad, nos dicen…

La cuestión requiere explicaciones de verdad que no se han dado nunca. Hay que saber qué información maneja Marruecos sobre Sánchez y si eso compromete nuestra seguridad nacional. De momento parece comprometer la independencia del presidente del Gobierno y sus decisiones.