| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez en un mitin en Galicia
Pedro Sánchez en un mitin en Galicia

El PSOE inventa, los medios afines amplifican… y Vox ayuda

Moncloa y Ferraz son dos máquinas propagandísticas que no descansan, al chasquido de los dedos de Sánchez van todos a una, y cuentan además con la colaboración de Vox para atacar al PP

| ESdiario Editorial

Moncloa y Ferraz son dos máquinas propagandísticas del sanchismo que no descansan y que, además, hacen muy bien su trabajo. Cuentan con la ayuda inestimable de una serie de medios que, junto a periodistas devotos, forman lo que se ha bautizado como el equipo nacional de opinión sincronizada. Al chasquido de los dedos de Pedro Sánchez van todos a una, con milimétrica precisión y espartana disciplina.

La verdad es bastante indiferente. Lo que cuenta es imponer un relato. Que sea real o no es secundario. Si toca inventarse que Feijóo quiere darle una amnistía a Puigdemont, pues se inventa, se amplifica y se repite una y otra vez hasta que se asuma como cierto por una importante capa de ciudadanos que siendo muy socialistas están asqueados por el comportamiento de Sánchez con el prófugo y encuentran en el bulo un consuelo: son todos iguales, así que me quedo con el mío.

En la sala de máquinas del sanchismo cuentan además con la inestimable colaboración de Vox, siempre dispuesto a disparar contra Feijóo y el PP, aunque no tengan pruebas del ‘delito’ que le atribuyen y sepan que eso beneficia a Pedro Sánchez.

Diversos dirigentes y rostros visibles de la formación de Santiago Abascal han tardado dos minutos en dar verosimilitud total a las portadas simultáneas de los medios que habitualmente les maltratan. Pero en esta ocasión interesa darles credibilidad y convertir el bulo en realidad por el simple hecho de que eso debilita al PP y a su líder.

Les viene de perlas a su discurso del “sólo queda Vox” y eso es lo importante. Que su discurso acusatorio carezca de pruebas y suponga un espaldarazo a las tesis del sanchismo, es algo que no parece preocuparles en exceso. Hay un patrón que se repite y que comienza a ser sospechoso: cada vez que Pedro Sánchez está con la soga al cuello, ahí está Vox para ofrecerle un balón de oxígeno.