| 19 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Felipe VI en el Congreso
Felipe VI en el Congreso

Los socios de Sánchez plantan al Rey: no hay atisbo de “reencuentro"

Los separatistas con los que Sánchez se ha metido en la cama son, simple y llanamente, enemigos de España: quieren destruir la Constitución de 1978 empezando por la Monarquía

| ESdiario Editorial

El Rey inaugura este miércoles la legislatura con un acto solemne en el Congreso de los Diputados al que no asistirán los socios de Pedro Sánchez. ERC, Junts, Bildu y BNG van a dar plantón a Felipe VI, seguramente en aras de la concordia y el reencuentro que promete el presidente del Gobierno. ¡Pinta bien!

Los separatistas con los que Sánchez se ha metido en la cama son, simple y llanamente, enemigos de España. Quieren destruir la Constitución de 1978 empezando por la Monarquía, a la que no aceptan, como tampoco aceptan otros muchos principios de la Carta Magna, empezando por el que reconoce a España como una nación indisoluble.

Hay quien se enfada cuando desde medios periodísticos o políticos se alude a los socios de Sánchez en esos términos de “enemigos de España”, pero es la realidad. Se enfadan con razón, porque admitirlo sería reconocer de manera implícita que Sánchez ha puesto el Gobierno en manos de los enemigos. Y no quieren verlo y menos reconocerlo.

Esa brutal paradoja es con la que tenemos que convivir a diario el tiempo que aguante esta legislatura, que el Gobierno de España depende de sus enemigos a los que el presidente complace en lugar de combatir. Y lo hace en aras de una reconciliación que no existe. Estamos ante una rendición que consiste en aparcar el Estado de Derecho para que los delincuentes se libren de sus penas sin dar absolutamente nada a cambio.

Los separatistas socios de Pedro Sánchez no son ni siquiera capaces de hacer un gesto, como es acudir a la sesión inaugural de la legislatura presidida por el Rey. Ni atisbo de una remota reconciliación. Quieren una victoria total que Sánchez tendrá que concederles si quiere seguir en la Moncloa. Él ya lo sabe. “No juegue con nosotros”, le dijeron en su investidura.