| 21 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez en la ejecutiva del PSOE
Pedro Sánchez en la ejecutiva del PSOE

Dos millones de arrepentidos de su voto a Pedro Sánchez

Los estrategas del PSOE confían en que los españoles tengan una memoria muy corta y que el tiempo cure las heridas. El problema que tienen es que la amnistía no es el único pago ni el último

| ESdiario Editorial

De poco vale ya, pero lo cierto es que las mentiras de Pedro Sánchez, la amnistía al prófugo Carles Puigdemont y sus negociaciones en Suiza ante un verificador, pasan una importante factura al presidente del Gobierno. Eso afirma una encuesta que publica este lunes el diario El Mundo que concluye que hay dos millones de votantes del PSOE arrepentidos. Hoy no votarían de nuevo a Sánchez. De momento no cambia nada, pero es al menos un consuelo ver cómo muchos abren los ojos.

Dos millones de votos es una vía de agua difícil de taponar. Cada vez más españoles reaccionan ante las artimañas del presidente del Gobierno que se ha quitado la careta. Su maniobra para comprar siete votos a cambio de una amnistía ha sido tan burda y descarada que solo los más acérrimos, los de carnet socialista entre los dientes, siguen confiando en él.

Los estrategas del PSOE confían en que, como ha sucedido otras veces, los españoles demuestren una memoria muy corta y que el tiempo cure las heridas. El problema que tienen es que la amnistía no es el único pago ni el último. Si quiere que la legislatura perdure en el tiempo tendrá que seguir cediendo. 

Los separatistas catalanes incluyen en su lista condiciones que son directamente injustas para el resto de los españoles, agravios comparativos que harán ciudadanos desiguales, de primera y de segunda. Y eso es difícil de digerir hasta para los más adeptos. La sangría de votos, esos dos millones de arrepentidos, no va a cesar, probablemente se amplíe. Pedro Sánchez está metido en un laberinto del que no puede salir. Su aspiración es aguantar al coste que sea, pero cada cesión en el fondo será una palada de arena sobre su tumba política.