| 03 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sánchez recibiendo a Feijóo en La Moncloa.
Sánchez recibiendo a Feijóo en La Moncloa.

La regeneración que prometen las urnas

El brutal terremoto que está sufriendo nuestra democracia en estos días por obra de Sánchez y sus socios tendrá consecuencias. Y el ciclo electoral del nuevo año dará buena cuenta de ello.

| ESdiario Editorial

 

En mitad del descabellado acelerón que Pedro Sánchez y sus socios extremistas han imprimido a su devastadora acción de gobierno, sometiendo a las estructuras del Estado a unas presiones tan insólitas como insoportables, cuesta encontrar un poco de pausa y detenerse a pensar en las consecuencias reales y directas que tendrá. Lo que sí parece claro es que esta brutal sacudida contra la separación de poderes, entre otros excesos incalificables, tendrá efectos en las urnas.

Las autonómicas y municipales del próximo mes de mayo tendrán, sin duda, un carácter plebiscitario. Pero será en las generales de dentro de un año donde Sánchez y su núcleo duro de asesores, así como sus aliados podemitas e independentistas, comprobarán en sus carnes el alcance de la fractura social que están provocando.

Será en las generales de dentro de un año donde Sánchez y su núcleo duro de asesores, así como sus aliados podemitas e independentistas, comprobarán el alcance de la fractura social que están provocando

Todas las encuestas, con escasas variaciones y salvando los delirios del CIS de Tezanos, están evidenciando en estos convulsos días con claridad meridiana un deterioro rampante del bloque de las izquierdas, la demostración de que cada vez son más los ciudadanos que aborrecen la forma frentista y sectaria de hacer política y ejercer el poder ejecutivo que representa Sánchez.

A día el PP de Núñez Feijóo sería la fuerza más votada, con una notable transferencia de votos socialistas además. Y junto a Vox el bloque de centroderecha ostentaría una mayoría holgada.

 

Como es natural, solo se trata de una tendencia, pero es la expresión elocuente de la degradación a la que Sánchez y sus socios han condenado a nuestro país particularmente en los últimos meses, no solo en los ámbitos institucional y económico sino también moral.

Más allá, por tanto, de batallas políticas y judiciales, cada día un poco más encarnizadas que el día anterior, sí parece otearse en el horizonte una promesa de regeneración y reimpulso de nuestra democracia. Y ésta vendrá, como solo puede ser en un régimen de libertades, y pese a quien a pese, a través de las urnas.