| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez en Jordania
Pedro Sánchez en Jordania

Begoña y el referéndum: los problemas se le acumulan a Sánchez

La Semana de Pasión ha terminado, pero para el Gobierno no hay una sin pasar por calvario. El presidente tiene un nuevo vía crucis entre su mujer y el desafío de Aragonès

| ESdiario Editorial

Cabecera-Editorial

La Semana de Pasión ha terminado, pero para el Gobierno no hay una sin pasar por calvario. Estamos a miércoles y ya le han saltado dos nuevos escándalos, uno de corrupción y otro político, que cercan a Pedro Sánchez un poco más.

El de corrupción tiene que ver con Begoña Gómez, quien pidió por carta al Gobierno que preside su marido que concediera unos contratos públicos por valor de 7,7 millones de euros a unas empresas relacionadas con su famoso máster. Hasta ahora, como toda explicación, hemos escuchado a la portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, decir que “en política no cabe todo” y que estamos ante una “campaña de bulos e infamias”. 

La realidad es que no se trata de un bulo ni de una infamia. Hay una carta firmada por Begoña Gómez publicada este martes en El Confidencial. ¿Hasta cuándo podrá aguantar Pedro Sánchez sin dar una sola explicación sobre este asunto? Empieza a ser sangrante que se escude tras el silencio.

El escándalo político que ha sorprendido a Sánchez a muchos kilómetros de España tiene que ver con sus socios independentistas catalanes. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha relanzado el procés con una propuesta de referéndum de independencia que destruye el mensaje del Gobierno sobre la amnistía. Ni reconciliación ni concordia. Estamos en la casilla de salida. 

La amnistía, por si había dudas, ha sido la forma que he encontrado Sánchez de comprar su investidura. Pura corrupción política. Ahora Aragonès destapa definitivamente la maniobra del líder socialista que, además, es muy probable que acabe transigiendo a esta exigencia si el guion de su supervivencia política lo requiere.

Lo que está sucediendo en España es un auténtico disparate. Pedro Sánchez es un maestro del escapismo, pero cada vez el camino se le pone más cuesta arriba. La legislatura disparatada debería concluir cuanto antes.