| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

La guerra de las falacias

| Redacción Elche Edición Elche

Feliz fin de semana primaveral en gran parte del territorio español. En nuestras tierras levantinas, feliz puente para la mayoría, que aprovechará para sumar el lunes a estos cuatro días de descanso, como preludio a la Semana Santa.

España saca sus "mejores telas" para el descanso y todos vislumbramos una Semana Santa exitosa, en el turismo del interior principalmente. La hostelería, a pesar del "hostigamiento" al que está sometido por parte de la "Yolandesa", vivirá sus mejores días.

El Fiscal General también descansará, después del enorme esfuerzo que hace por estar a la altura del Gobierno que lo manda y lo controla. Sigue el culebrón del novio de Ayuso, al que ni siquiera nos podemos referir por su nombre, porque nadie lo conoce. Nunca una "cama de matrimonio" ha sido tan citada en los corrillos políticos. Si se supiera si el colchón es Flex o Pikolín, se forraba cualquiera de las dos firmas. Ya me imagino el eslogan: "Damos descanso hasta aquellos que son perseguidos por el Gobierno".

Me encantó Lobato, el candidato del PSOE para la Comunidad de Madrid, cuando dijo que si la Presidenta de la Comunidad no sabía lo que estaba haciendo su pareja, cómo iba a controlar lo que estaba pasando con los veinticinco mil millones de presupuesto de la Comunidad de Madrid. Me dieron ganas de enviarle un mensaje diciéndole que llevo treinta siete años casado y jamás he sabido la situación económica de mi esposa, ni lo que cobra, ni lo que tiene. Hoy sigo igual. Me paré cuando estaba enviando el mensaje porque pensé que igual Lobato le reenviaba el mensaje a la Fiscalía General y al día siguiente publicaban lo que mi mujer, gana, tiene y si le están haciendo una investigación.

El PSOE, desesperado, ha visto un filón en la vida de este hombre que ha tenido la desgracia de ser pareja de Ayuso, porque si no lo fuera, habría tenido un recorrido normal, como cualquier profesional que tiene diferencias con Hacienda. Yo mismo las he tenido y las he peleado, con un maravilloso equipo de abogados, durante años, porque ese es un calvario que dura mucho tiempo y pagando, no porque estés litigando no pagas.

Las irregularidades que se han dado en este caso le van a salpicar al PSOE. No se puede utilizar el puesto de Ministra para obtener información de un particular y "vomitarla" delante de una cámara de televisión. Esto le debería de costar caro a la Ministra Montero que es una vergüenza para nuestro país. Ninguno estamos seguros si los Ministros de Hacienda son capaces de hacer esto.

Hoy por hoy, en Cataluña, nadie se fía de nadie, en ese pequeño "ecosistema" que han construido los partidos independentistas. Viven una pequeña "Guerra fría".


El Gobierno sigue arrastrado por lo que pasa en Cataluña con los catalanes y ahora ha decidido prorrogar los PGE de 2023 para 2024 y trabajar sobre los de 2025, porque sabe que no tiene posibilidades de que salgan adelante estando por medio las elecciones Catalanas, que se han convocado para mayo.

Entretanto, lo medios de comunicación nos meten la historia de príncipe Guillermo y Kate Middleton, algo que ni nos va ni nos viene, pero en el camino parece que fuera mas importante que la noticia de que el Fiscal General haya sido el encargado de difundir la información confidencial de las comunicaciones del novio de Ayuso con la Fiscalía. Las televisiones siguen con especulaciones sobre la vida de esta "pareja real", haciendo parecer que la corrupción del Gobierno español fuera "virtual".

A Puigdemont lo resucitaron las elecciones de julio de 2023, no porque él saliera elegido, sino porque nuestro Presidente decidió que él sería el compañero de viaje para esta legislatura, lo han "consagrado" con la Ley de Amnistía y lo van a elevar a los "altares" las elecciones Catalanas, si no, al tiempo, ya lo veremos.

Hoy por hoy, en Cataluña, nadie se fía de nadie, en ese pequeño "ecosistema" que han construido los partidos independentistas. Viven una pequeña "Guerra fría".

La vida sigue, nos adentraremos en la Primavera, a la vez que iniciamos la Semana Santa. Recuerden que el viernes próximo es el día del "analgésico", Viernes de Dolores. Día que prácticamente es la apertura de la Semana de Pasión, en la que el que más y el que menos, ya tiene escogido un destino. Tengo amigos que se marcharán a Alicante, otros a Santa Pola, otros a Los Arenales y yo mismo he decidido pasar estos días en las playas de Muchavista, en fin, haremos unos kilómetros para disfrutar de la costa, aunque reconozco que pocos kilómetros, entre tres y cinco, ya que somos unos privilegiados, porque somos de este Levante maravilloso.

Descansen, no se saturen de televisión, no hagan caso a los políticos que se mantienen gracias a esa "Guerra de las falacias", dándonos argumentos falsos de los que sacan conclusiones más erróneas que sus argumentos, pero compréndanlos, viven de eso. Ustedes y yo nos debemos al mundo real, a la cuenta que nos da el señor de la tienda, del mercado o de la gran superficie, porque hemos tenido que ir a comprar para llenar nuestra despensa. Esa realidad es la que nunca podemos perder de vista. Los que no somos funcionarios, sino que trabajamos en la pyme, sabemos que el que manda no es el Gobierno, ni Puigdemont, el que manda es el CLIENTE, dediquémonos a él.

A la alcachofa de la Vega Baja le queda ya poco recorrido, si me apuran, habrá hasta abril, así que estamos disfrutando de ella en ensalada, acompañada de mucho encurtido y algo de atún y mezclada con un poco de mayonesa, para rematarla, cuando la tengan preparada, pónganle unas anchoas encima, verán que manjar.

Como siempre, servidor de ustedes... Sergio Morales Parra