| 03 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Miguel Agulló Velasco, Fundación Agricolae Mundi
Miguel Agulló Velasco, Fundación Agricolae Mundi

La Fundación Agrícolae Mundi se presenta este viernes en Alicante

Objetivo de Agricolae Mundi es ser una plataforma ideal para los ingenieros técnicos y Graduados en Ingeniería en el mundo de la cooperación, para crear y canalizar sus proyectos

| Redacción Orihuela Edición Elche

El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados en Ingeniería Agrícola de Alicante, junto con los de Asturias y Aragón han constituido la Fundación Agricolae Mundi de España que estará presidida por Miguel Agulló Velasco, titular del Colegio alicantino. El acto de presentación tendrá lugar este viernes, a las siete de la tarde, en el salón de actos del Grupo Vissum (Cabañal núm. 1, Vistahermosa).

Los Estatutos de la Fundación hablan de promocionar valores tales como el respeto al medio ambiente, la colaboración para mejorar unas condiciones de vida más digna en sus comunidades, la promoción del asociacionismo agrario, etc. El objetivo de Agricolae Mundi, según nos explica Agulló, es promover el desarrollo sostenible mundial, además de procurar el desarrollo profesional y técnico de los colegiados e impulsar el desarrollo de actividades científicas, técnicas, económicas, sociales y culturales relacionadas con la profesión de Ingeniero Técnico Agrícola y Graduado en Ingeniería Agrícola. “La Fundación quiere establecer cauces para aumentar su implicación y la de sus miembros, socios y voluntarios, en los ámbitos de la solidaridad y cooperación para el desarrollo”, dice su presidente.

Objetivo de Agricolae Mundi es ser una plataforma ideal para los ingenieros técnicos y peritos agrícolas en el mundo de la cooperación, pues sus miembros podrán crear, canalizar y llevar a cabo sus proyectos de desarrollo, a la vez que conocer otros modos de vida y otras culturas. “Por ello –subraya su presidente- la Fundación es también una herramienta de fomento y enriquecimiento de estos profesionales”; y enumera Agulló otros objetivos: Modernización de los usos de cultivos tradicionales, Realización de diversas infraestructuras: adecuación de terrenos, canalizaciones de agua, pozos, sistemas de riego, construcciones y equipamientos agro-ganaderos, industria agraria, mejoramiento de especies, razas y variedades vegetales y animales en orden a su adecuada adaptación y mejora en la producción, diseño de cuidados y ordenación de los cultivos, la formación y el desarrollo de técnicas de comercialización, son algunas de las experiencias y conocimientos que desde la Fundación los técnicos de toda España podrán aportar.

Entre los fines de la Fundación Agricolae Mundi figuran los siguientes: Constituirse como punto de referencia del movimiento social que transforma el mundo rural y la agricultura local, con sistemas agrícolas sostenibles e integradores, dando a la mujer un protagonismo esencial en el desarrollo sostenible de la familia y la comunidad, incentivando la solidaridad, el respeto a los derechos humanos, la igualdad entre las personas y la democracia participativa. Promover y colaborar en el desarrollo de la soberanía alimentaria de los pueblos. Incrementar la productividad agraria, generando excedentes de explotación que puedan ser vendidos en el mercado. Desarrollar la agricultura local, mejorando la gestión y la conservación de sus recursos naturales, reduciendo el empleo de insumos externos, respetando, mejorando y valorizando los sistemas tradicionales de producción. Establecer programas de divulgación de los conocimientos locales adquiridos y trasladarlos a otras comunidades u organismos, potenciando su difusión entre agricultores. Participar en el fortalecimiento del tejido social en los países del norte y del sur.

Asimismo, pretenden desarrollar la protección y defensa de la naturaleza y el medio ambiente a través del fomento de su conocimiento, promoción y divulgación. Colaborar con cuantas personas e instituciones, públicas o privadas, actúen en dichos campos, prestando especial atención a la gestión de los recursos naturales y la biodiversidad. Incentivar, mediante estudios, proyectos, actuaciones y actividades concretas, una relación más equilibrada y de amplia complementariedad entre el mundo rural y el urbano. Dedicar una especial atención a la población juvenil mediante la formación especializada para agricultores y futuros profesionales del medio rural y agrario en cooperación internacional, agricultura integrada, desarrollo rural sostenible, saberes tradicionales y capacitación de los jóvenes.

Contemplan igualmente los fines fundacionales de Agricolae Mundi: realizar una política de género, favoreciendo la incorporación de la mujer como líder de las explotaciones familiares. Formar y divulgar, especialmente en el sector universitario, los grandes desafíos que presenta la agricultura en el siglo XXI respecto a la ordenación del territorio, la biodiversidad, la agricultura integrada, los sistemas de producción, la calidad alimentaria y la educación de los consumidores. Favorecer la extensión de conocimientos y buenas prácticas en las zonas de influencia de los agricultores formados. Fomentar el asociacionismo agrario, introduciendo desde el primer momento el trabajo en grupos, explotaciones colectivas, aprovisionamientos en mejores condiciones, mercadeo más favorable, etc.

Por otra parte, tratarán de incidir y sensibilizar a la población sobre otros temas de interés para los titulados agrícolas: Incentivar la solidaridad, el respeto a los derechos humanos, la igualdad entre las personas y la democracia participativa. Promover y colaborar en el desarrollo de la soberanía alimentaria de los pueblos. Incrementar la productividad agraria, generando excedentes de explotación que puedan ser vendidos en el mercado. Desarrollar la agricultura local, mejorando la gestión y la conservación de sus recursos naturales locales, reduciendo el empleo de insumos externos, respetando, mejorando y valorizando los sistemas tradicionales de producción. Establecer programas de divulgación de los conocimientos locales adquiridos y trasladarlos a otras comunidades u organismos potenciando su difusión entre agricultores. Participar en el fortalecimiento del tejido social en los países del norte y del sur.

Figuran también entre las actividades de Agricolae Mundi: Protección y defensa de la naturaleza y el medio ambiente mediante el fomento de su conocimiento, promoción y divulgación. Colaborar con cuantas personas e instituciones, públicas o privadas, actúen en dichos campos, prestando especial atención a la gestión de los recursos naturales y la biodiversidad. Incentivar, mediante estudios, proyectos, actuaciones y actividades concretas, una relación más equilibrada y de amplia complementariedad entre el mundo rural y el urbano. Otro propósito es sensibilizar a la población sobre: Valorización del medio rural. Alimentación en base a productos locales. Pérdida de soberanía alimentaria. Consumo y turismo responsable. Protección de los recursos naturales y locales. Formar, promover, desarrollar y apoyar fórmulas alternativas de organización económica en el marco de la Economía social y solidaria, donde el centro de atención sean las personas.

Los ambiciosos fines de la Fundación incluyen: Mejorar la aproximación a los mercados, la información sobre los precios y prácticas para la obtención de un mayor valor añadido de su producción. Realizar la investigación básica, que no puede ser realizada individualmente por los agricultores. Impulsar centros de capacitación, que dispondrán de pequeños campos de experimentación donde se verifiquen los resultados (cultivos, de semillas y de métodos), con el objetivo de replicar aquellos que están probados que funcionan con éxito.  Promover la horticultura para mejorar y diversificar la alimentación familiar a través de la explotación de pequeños huertos en el seno de su explotación. Incorporar técnicas adecuadas de transformación, tratamiento y comercialización de productos excedentes, para alcanzar mercados cada vez más lejanos.

Los promotores de la Fundación esperan que próximamente se incorporen a la misma otros Colegios de Ingeniería Técnica Agrícola, además de cuantas personas lo deseen en calidad de voluntarios y socios cooperadores.