24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Elche CF: Once jornadas sin conocer la victoria

El Elche, que cae ante el Getafe (1-3) se está convirtiendo en un equipo sin alma, con jugadores cabizbajos que ya no entienden ni comparten el sistema de un Almirón.

| David Caballero Edición Elche

Once jornadas sin conocer la victoria, desde octubre del pasado año, la peor racha de los últimos treinta cinco años, y lo que es aún más grave, el Elche se está convirtiendo en un equipo sin alma, con jugadores cabizbajos que ya no entienden ni comparten el sistema de un Almirón que se ha quedado sin ideas.

El conjunto ilicitano solo jugó a fogonazos, daba la impresión de que no eran conscientes de la importancia de un partido que puede marcar un antes y un después en la trayectoria del equipo, ya que las posiciones de salvación se alejan ya a dos puntos y da la sensación de que no hay argumentos para revertir la situación. 

El equipo salió bien los primeros minutos, a los tres minutos se adelantaba en el marcador gracias a una llegada desde la segunda línea de Raúl Guti que remató con el interior un centro de Barragán desde la derecha. A partir del gol, o el nerviosismo o el propio sistema de Almirón, hizo que los ilicitanos jugaran a lo único que han jugado desde el inicio de temporada, metidos atrás, tentando a la suerte a que no llegara ningún gol del rival y aguantando el resultado a favor, pero no siempre es fiesta ni todos los rivales son el Éibar o el Huesca. El Getafe se hizo dueño de la posesión hasta que llegó el gol de Cucurella en el minuto 39. 

En los últimos minutos de la primera mitad, el Elche se volvió a ir arriba, que es cuando genera peligro, sabe jugar y tiene jugadores para ello, y a punto estuvo de llegar el dos a uno en el minuto 47, si no hubiera sido porque Pere Milla falló lo que normalmente un delantero no suele fallar. 

Tras el descanso, y dejando a un lado la expulsión de Marcone en el minuto 51, el Elche fue un equipo incapaz de reaccionar, volviendo a dejarlo todo a la suerte, esperando que llegara el minuto 90 y firmar un empate que no valía para nada. El Getafe se puso manos a la obra y Mata le daría la vuelta al marcador tras un duro disparo de Kubo desde la frontal en el minuto 70.

A partir de aquí, al igual que durante todo el partido, daba la sensación que los jugadores del Elche no eran conscientes de la importancia del partido, y no crearon ni una sola ocasión de gol. El 1-3 llegaría tras un penalti de Gonzalo Verdú a Ángel

Mención a parte merecen el capítulo de lesiones en el equipo. Lucas Boyé, Fidel y Diego González se tuvieron que retirar lesionados, lo que da señas de la falta de realizar una pretemporada adecuada. 

Al Elche le esperan tres partidos en los próximos doce días, uno de Copa frente al Rayo y dos de Liga frente a Valladolid y Barcelona. Visto lo visto, o Bragarnik es capaz de sacarse de la “chistera” cuatro fichajes que sean capaces de marcar la diferencia en el equipo y realiza un cambio en el banquillo, o este equipo lo tendrá más que complicado para mantener la categoría.