| 15 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Ya está el gato en la talega

| Sergio Morales Parra Edición Elche

Feliz fin de semana, feliz descanso.

Bueno, cuando ustedes estén leyendo estas líneas, ya sabrán que el Presidente en funciones ya tiene claro que va a repetir presidencia y que se pavoneará en el hemiciclo en su sesión de investidura, hablando de progresismo que, por si ustedes no lo tienen claro, yo les diré que este progresismo, del que habla, consiste en estar por encima de la justicia, por encima de la soberanía popular y por encima de cualquier cosa que se interponga en el egocéntrico camino de Sánchez.

Este trilero que tenemos de Presidente, nos ha presentado un acuerdo con Junts, que no dice nada y que lo dice todo. El futuro de España no se vende, simplemente porque ya lo ha vendido Sánchez.

Las protestas no valdrán de nada, porque nos explicarán que lo que pasa es que el PP no ha asumido el haber perdido las elecciones, idea en la que se enrocarán, a la vez que tacharán de fachas y de anticonstitucionalistas a los del PP por no haber cedido en tantas y tantas cosas y estar dispuestos a dar la batalla en los Tribunales españoles.

Este trilero levanta el cubilete y saca a pasear la bolita del fascismo y la aplica a todo aquel que le lleva la contra. Él es así y no lo puede remediar.

En estas últimas horas, una cantidad y variedad de Instituciones, relacionadas con el Derecho, la Justicia, la Economía, etc. ha explicado públicamente el avasallamiento que supondrá seguir adelante con el acuerdo, pero eso, en Moncloa, da exactamente igual.

Mi padre, que era un señor muy serio, pero con mucha gracia, tenía un dicho para estas situaciones: "Ya está el gato en la talega, salto que da, brinco que pega", queriendo referirse a una evidencia, de un asunto cerrado, que nunca dejaba lugar a dudas. Así que podremos dar muchos saltos y brincos, pero ya estamos todos en la talega metidos, para cuatro años más.

Soy de los que piensa que Sánchez se propondrá como candidato a las elecciones de 2027, porque habrá muchos capítulos del "progresismo", pendientes de cerrar y él será el único que puede hacer que España avance y así se perpetuará en el poder. Él sabrá cómo hacerlo. Ustedes lo verán y los españoles lo seguirán upando al poder, porque realmente es el único que "lo da todo", por seguir siendo Presidente. Ustedes me entienden.

Sánchez me recuerda a un amigo que siempre ganaba al padel, aunque era el menos preparado en este deporte. Ganaba porque antes de empezar decía: "Hoy, si gano, invito a la paella, a las gambas y a las cervezas", convirtiendo este argumento en una razón perfecta para que los demás hicieran unos buenos puntos de vez en cuando, pero procurando que, al final, el resultado le fuera favorable a él, al que lo pagaba todo.

Otros del séquito del titular de la Moncloa, critican los acuerdos y la situación, con la boca pequeña, como Emiliano García Page, que ha ejercido de "page" del "Rey Sanchez" y sigue soltando andanadas de palabras, pero no le vemos en otra cosa. En estos días ha dejado caer la frase de: "No lo vamos a permitir". en relación con las cesiones que se harán a Cataluña y al País Vasco. No deja de ser palabrería. Seguirá rindiendo tributo a su Pedro Sánchez, porque sabe que en ello le va el empleo, porque si Pedro quiere, mañana se lo quita de en medio. Es tal la red operativa que tiene en el partido, que D. Emiliano no le aguantaría ni el primer "round".

Han ocurrido otras cosas, en España y en el Mundo, pero creo que "el sanchismo" está a tal nivel, que lo demás se queda pequeño, viendo la tropelía que este individuo está llevando a cabo.

Les diré que, como dice mi amigo D. Antonio, carnicero, por más señas, "Lo que está pasando, sólo lo podemos sobrellevar si, de vez en cuando, nos tomamos un chuletón de vaca vieja, hecho a la brasa, como Dios manda" y es en ese punto, en el que dejamos de hablar de política y empezamos a hablar de carne y de nuestras respectivas mujeres, entendiendo que de las primeras por "cómo saben" y de las segundas por "lo que saben". Así volvemos a la normalidad, se nos baja la tensión y una sonrisa recorre nuestros rostros, a la vez que, ambos, planeamos con nuestro pensamiento, el cómo nos vamos a comer esas carnes... las de la vaca vieja, no piensen mal.

Feliz descanso y feliz disfrute. Agreguen a la vida, las especias que la hagan más apetecible. Todo lo que amargue los días, intenten evitarlo, "cocinándo" con otros sabores.

Como siempre, servidor de ustedes... Sergio Morales Parra