| 03 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Multitudinaria protesta contra la gestión sanitaria de Ximo Puig

El mismo día en el que el president hablaba de colaboración público-privada en la sanidad, más de mil personas se han manifestado indignadas por el abandono y el caos generado en Torrevieja

| A. Maestre Edición Elche

Torrevieja vivió este martes la primera manifestación multitudinaria contra la gestión sanitaria del gobierno de Ximo Puig, bajo el lema “Sanidad Digna, Tenemos Derechos”, lamentando la gestión pública del departamento de salud de Torrevieja y reclamando “que vuelva Ribera Salud”, la concesionaria que consiguió un grado de excelencia a la prestación sanitaria y que ahora –tras un año en manos de la Conselleria- es ejemplo de caos, pésima gestión y listas de espera insoportables.

Se da la circunstancia que esta gran protesta se ha producido justo el mismo día en el que el presidente de la Generalitat lanzaba su discurso de “colaboración público-privada” en la sanidad de la Comunidad Valenciana, sin caer en la cuenta de que, precisamente, su afán por acabar con ese modelo es el que ha provocado la dramática situación sanitaria que se vive en Torrevieja.

Más médicos y mejor gestión

Los manifestantes exigen a la Generalitat que dote al Hospital de Torrevieja –y a todo el departamento de salud- de los profesionales necesarios para atender a los pacientes con garantías. Reprochan que, desde que se produjo la reversión hace un año, la calidad del servicio ha ido empeorando exponencialmente, hasta desembocar en capítulos de colapso y desatención por el estrés al que están sometidos los trabajadores del centro.

 

Cabe recordar que en los últimos meses las Urgencias están colapsadas, con pacientes en los pasillos y en las salas de espera. Los trabajadores no dan abasto, al haber menguado la plantilla por las renuncias de muchos profesionales tras la reversión, sin que se hayan cubierto esas plazas.

Renuncia del director médico

Esta situación ha desembocado en la renuncia del director médico del Hospital, Juan Carlos Toral, quien ha avisado al conceller de que abandona su cargo orgánico y vuelve a su puesto en la unidad de oncología.

 

El doctor Toral jugó un papel fundamental en la reversión y se convirtió en ‘mano derecha’ de la gerente Pilar Santos. Desde que se hiciese efectiva la reversión los problemas han ido en aumento por la deficiente gestión del equipo colocado por el Consell, que ha desembocado en un caos en la atención a los pacientes y un enorme colapso en las listas de espera y en las Urgencias.