El Semanal Digital
25629_puigdemont_bruselas_200_alcaldes.jpg
Puigdemont, en Bruselas, con 200 alcandes soberanistas

CLAVES ECONÓMICAS DEL CONFLICTO

La crisis catalana

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
¿Está hundiéndose Cataluña? ¿La fuga de más de 2.000 empresas arruina a la Comunidad arrasada por el huracán separatista? El economista de ESD responde a las grandes preguntas.

 

 

Empecemos por lo positivo del mercado laboral. Habiendo subido el paro, que haya más afiliaciones quiere decir que están pasando muchas cosas por ahí detrás, entre ellas que la gente está participando más, aumenta la población activa. Eso indica no solamente que nuestra función de producción bulle, sino que el ánimo de la gente está cambiando, las expectativas cambian. Eso es muy bueno.

Ahora, con respecto a lo de Cataluña yo creo que la gente y sobre todo ciertas Instituciones debieran ser mucho más cautas. Se salta a conclusiones que son muy tenues y muy tentativas. Deberían explicarnos a todos cómo calibran exactamente el impacto de sus suposiciones, qué tipos de modelos econométricos usan. Al a gente, si le explican las cosas, no es tan ignorante; quizás un poco sí, pero no tanto.  Deberían darnos alguna indicación de cómo se calcula. Podríamos llevarnos alguna sorpresa.

Ha perdido el paso de la evolución del conjunto de la economía. Ellos no creyeron que eso les podía pasar

El impacto va a ser negativo seguro,  de hecho ya lo está siendo. En el empleo ya lo tenemos ahí y son cifras.  Pero quizás no sea tan dramático y tan apocalíptico como lo están presentando algunos. Esperemos a ver qué pasa. 

El turismo

Es verdad que ya tenemos un mes malo (octubre), vamos a tener otro (noviembre) y posiblemente otro (diciembre) a la espera de las elecciones. Pero sabemos el porqué: sobre todo el turismo.  El turismo tiene un impacto en Cataluña decisivo.  No hay duda de que el impacto es negativo, pero ¿tan negativo? ¿Se va a abrir el suelo en Cataluña? Me parece que no.

Si uno analiza los datos del mes de octubre del paro (en términos gruesos) a primera vista dices: mal. 56844 parados más, aunque la afiliación bien. Y es que uno mira y en el fondo no son tan malos. Estos datos si tú los atiendes bien en términos del mes, te das cuenta que lo que están reflejando es mucha estacionalidad, son datos muy estacionales. Hay movimientos muy bruscos en el ámbito agrario.

Por ejemplo: ¿Qué regiones se han visto perjudicadas en términos porcentuales? La Rioja, Castilla La Mancha, Baleares… eso también es pérdida en la cuestión del turismo.  Entonces Cataluña evidentemente no queda fuera de eso.  Lo que digo es: los datos no son tan malos como uno podría empezar a pensar visto lo visto. 

Está entrando gente (eso es muy bueno) y además me da la sensación que la tendencia en general para el conjunto de España del mercado laboral es buena ¿Qué le pasa a Cataluña en concreto? No creo que sea un desastre, lo que creo es que ha perdido el paso. Es decir, la tendencia que iba junto con toda la economía, ahora en Cataluña se ha quedado parada a ver qué pasa: incertidumbres, muchos riesgos y afectaciones que todavía la gente que está allí invirtiendo, comerciando, no tiene claro.  Entonces todo ha quedado parado y se ha perdido el paso con respecto a la tendencia general del conjunto nacional.  De tal manera que eso se refleja.

Las tensiones

Mi sensación es que también ha perdido el paso respecto a la evolución del conjunto de la economía. Ellos en ningún momento creyeron que eso les podía pasar. Es decir, ellos creyeron que podían llevar a la economía a determinadas tensiones y a determinados puntos y no pasaba nada porque el músculo industrial, el músculo comercial, la creación de empleo en Cataluña no se iba a ver tocada. Y eso se jorobó.  Han perdido el paso. 

Lo que nos ha dicho la AIReF,  el FMI, el Banco de España… es cuánto va a suponer esto. Y la respuesta es: pues mire usted, depende de cuánto tiempo y qué profundo vaya a ser todo.  Simple y llanamente. Y no hay más.  La Comisión Europea creo que ha sido la Institución más sensata cuando ha dicho que aún no sabe qué impacto tendrá la crisis catalana.

Me parece que por ejemplo las previsiones catastrofistas que ha hecho el Banco de España respecto a la crisis catalana son irresponsables. Según el Banco de España el parón económico estaría entre tres décimas ( en el mejor de los casos) y dos puntos y medio en la visión más pesimista.  En el mes de febrero el Banco de España publicó un Documento en el cual cuantifica cuál fue el impacto de la ausencia de gobierno en España. Además con una situación que fue muy incierta. El Banco de España cuantifica el impacto sobre el PIB en 0,1 puntos porcentuales. Por tanto no me puede decir ahora que el asunto de Cataluña va a producir esa catástrofe  que predica. 

 

Lo que pierda Cataluña lo ganará Aragón, Madrid o Galicia. Ya ocurrió en el País Vasco con el Plan Ibarretxe

¿Cómo predice el Banco de España? Dice lo siguiente: si el impacto fuera el mismo que en la crisis de Lehman Brothers llegaríamos al 2,5. Después de la crisis de Lehman Brothers la economía española cayó 2,5 puntos porcentuales.  Pero ¿Cómo puede decir el Banco de España que lo de Cataluña con los datos que tenemos actualmente es equivalente a lo de Lehman Brothers? Esto no es serio.  Cuidado, no me estoy inventando lo de Lehman Brothers, es que lo dice el Banco de España en su Documento. Asimila la crisis catalana a la caída de Lehman Brothers.

La redistribución

Yo creo que el asunto de Cataluña está mal interpretado. Yo voy a decir lo que creo que va a ocurrir si la independencia no sigue adelante (que es una posibilidad en este momento más bien remota). Vamos a asistir a un proceso redistributivo geográfico de la actividad económica. De tal manera que Cataluña va a descender en su actividad económica, porque todas estas empresas que se han ido van a empezar a tomar decisiones de inversión en otras regiones de España. 

Por tanto, lo que pierda Cataluña lo ganará Aragón, o lo ganará Madrid, o lo ganará Galicia, o lo ganará quien sea.  Esto por cierto ocurrió en el País Vasco en la larga etapa del terrorismo y en el colofón final del Plan Ibarretxe.  El País Vasco ha sido cada vez más pequeño y Cataluña va a ser en términos relativos cada vez más pequeña. Pero el resto de regiones van a engordar a costa de Cataluña.  Esto es lo que llamaríamos el riesgo Quebec ¿Qué es lo que ocurre entonces con el resto de la economía española? Bastante menos de lo que algunos auguran.

El ejemplo Volkswagen

Yo no digo que los empresarios en Cataluña no estén facturando menos. A medio plazo esto va a implicar desplazamientos de la producción. Yo ya sé que estamos afortunadamente  en una economía internacionalizada. Pero recuerdo que el conjunto de la facturación de las filiales de multinacionales en España está en algo más del 20%  del valor añadido del conjunto de la economía española. Esto por tanto es importante, pero es limitado. 

A lo mejor si Volkswagen decide deslocalizarse no se deslocaliza a otra región española, se deslocaliza a otro país. En eso estamos de acuerdo. Pero el que fabrica magdalenas, no se va a deslocalizar a Francia. Se va a deslocalizar a un sitio cercano donde hablen el mismo idioma,  donde compartan el cómo comen los españoles la magdalena metiéndola en el café…

Todo eso lo que va a generar es más oportunidades para otras regiones de España si saben actuar bien. Por tanto en estos momentos no existe un modelo econométrico suficientemente fino como para que nos diga lo que va a pasar.  Podemos decir eso sí, que lo que ya ha ocurrido a esta fecha es que la crisis catalana está pasando factura y va a seguir pasándola. Es decir, hay que cambiar ese paso rápidamente.

 

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia