17 de enero de 2018
facebook twitter
El Semanal Digital
27277_saudi.jpg
Awad bin Salé Alawad, ministro de Cultura e Información

ARABIA SAUDÍ REABRIRÁ LAS SALAS

Cine en el Golfo

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
Arabia Saudí prohibía las salas de cine de los años 80. Pero algo ha cambiado y en 2018 desarrollará un ambicioso plan para implicarse de lleno en la industria. ¿Interés o progreso?

Las mujeres ya pueden conducir en Arabia Saudí y, desde el año que viene, todos los ciudadanos del país del Pérsico podrán ir al cine: dos cuestiones tan triviales en Europa resultan revolucionarias en un espacio económicamente próspero pero políticamente retrógrado donde la gran pantalla o la conducción femenina estaban hasta ahora prohibidas.

Pero algo ha cambiado, seguramente más por razones económicas internas y externas que por progreso. El caso es que el Gobierno saudí autorizará, a partir de 2018, la apertura de las salas de cine en el país, prohibidos a principios de la década de 1980, según ha anunciado  el ministro de Cultura e Información, Awad bin Salé Alawad, en un comunicado.

"Como regulador industrial, la Comisión General de Medios Audiovisuales ha empezado el proceso para autorizar los cines en el reino", ha señalado el titular de Cultura e Información del Gobierno saudí, quién ha explicado que "al desarrollar el sector cultural más ampliamente, crearemos nuevas oportunidades de empleo y capacitación y enriqueceremos las opciones de entretenimiento".

Un dineral

"Esperamos que los primeros cines abran sus puertas en marzo de 2018", ha añadido Alawad. Para el año 2030, Arabia Saudí abrirá más de 300 cines con más de 2.000 pantallas, según ha explicado el Gobierno en un comunicado, en el que ha señalado que confía en que la industria cinematográfica inyecte en la economía nacional más de 90.000 millones de riales (unos 20.000 millones de euros). Además, se espera la creación de 30.000 puestos de empleo permanentes para 2030.

 

 

Según fuentes del sector, las cadenas de cine regionales estarían ya estudiando la posibilidad de instalarse en Arabia Saudí. Una comisión presidida por Alawad anunciará detalles de las licencias y regulaciones durante las próximas semanas, ha informado el Gobierno.

Religiosidad estricta

Esta decisión llega después de que las autoridades saudíes anunciaran que a partir de 2018 el Gobierno permitirá que las mujeres puedan sacarse el carné de conducir, lo que pondrá fin a una prohibición 'de facto' que les impedía ponerse al volante de un vehículo.

Arabia Saudí se rige por una interpretación estricta del islam que penaliza de forma especial a las mujeres, que quedan supeditadas a la tutela de un hombre y deben ir completamente cubiertas. Los códigos morales en vigor restringen en gran medida su participación en la vida pública.

 

Comenta esta noticia