| 27 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

30.000 empresas obligadas a tener un canal de denuncias

Atico34 analiza la situación de las empresas obligadas a implementar un canal de denuncias, que afecta a aquellas con más de 50 empleados y a los municipios con más de 10.000 habitantes.

| ESdiario Empresa

El pasado 1 de diciembre venció el plazo para que las empresas con 50 o más trabajadores cumplan con la Ley 2/2023 que obliga a todas estas organizaciones a implementar un canal de denuncias desde el cual, los miembros de la empresa puedan denunciar infracciones o irregularidades internas de manera totalmente anónima.

Según los datos de la consultora Grupo Atico34, existen alrededor de 27.000 empresas en España con más de 50 empleados, de las cuales, alrededor de 20.000 ya han implementado el canal de denuncias obligatorio.

Miguel Quintanilla, Director de Área de Compliance de la consultora, valora positivamente estos datos, destacando que “alrededor del 75% de las empresas obligadas a tener canal de denuncias ya han cumplido con su parte, lo cual se puede considerar un porcentaje alto”. 

Sin embargo, también apunta que las estadísticas se pueden ver desde otro punto de vista, esto es, desde la perspectiva de que todavía quedan unas 6.000-7.000 empresas en España que no cumplen la Ley 2/2023 y que ya se están enfrentando a posibles sanciones.

¿Qué obligaciones establece la Ley 2/2023 sobre el canal de denuncias

La Ley 2/2023 obliga a todas las empresas con más de 50 empleados a implementar un canal de denuncias a través del cual los trabajadores de la empresa puedan efectuar denuncias de manera totalmente anónima y sin temor a represalias. Este canal ha de proporcionar medios tanto orales como escritos para la comunicación de las denuncias, y debe suponer un sistema de información totalmente separado del resto.

Para poner en marcha el canal de denuncias es necesario realizar una serie de procedimientos como nombrar al responsable del canal, elegir los medios disponibles, elaborar el procedimiento para la tramitación de las denuncias, crear una base de datos y un sistema de comunicación específico o registrarse en la Autoridad Independiente de Protección del Informante Correspondiente.

Se trata de un proceso que requiere un gasto considerable de recursos, por lo que Quintanilla anima a las empresas que todavía no tienen canal de denuncias a “contar con la ayuda de una consultora profesional como Grupo Atico34, que se encarga de todos los pasos relacionados con la creación y mantenimiento del canal de denuncias para que los empresarios se centren en el éxito de su negocio”.

Quintanilla destaca que “cuando acometemos la creación de un canal de denuncias para cualquier empresa, lo primero que hacemos es conocer las necesidades del cliente, para implementar un canal de denuncias acorde a sus necesidades, en función por ejemplo de su tamaño o sector de actividad”.

Recomendaciones para el canal de denuncias obligatorio

Para Miguel Quintanilla, lo primordial a la hora de crear un canal de denuncias efectivo es “poner al frente del canal a profesionales realmente expertos en la materia. Muchas empresas optan por un abogado generalista o un trabajador con unas pocas horas de formación. Esto no es lo ideal, ni mucho menos. Lo adecuado es contar con el respaldo de un equipo de profesionales que tengan formación y experiencia específica en la materia (...) por eso todos los abogados de Atico34 son especialistas en cuestiones relacionadas con el cumplimiento normativo interno y la protección de datos”.

El Director de Compliance de Atico34 también se refiere a los beneficios que brindan las nuevas tecnologías como complemento al trabajo de los abogados. En este sentido, la compañía pone a disposición de sus clientes de manera totalmente gratuita un software para canal de denuncias con el que se pueden agilizar todos los procesos relacionados con la creación o mantenimiento del canal.

Nuestro software pretende ser una herramienta de ayuda, un extra, una solución que simplifique la gestión del canal a nuestros clientes. En ningún caso sustituye la labor de nuestros abogados expertos en compliance. Este software va por su tercera actualización, todas ellas basadas en el feedback de nuestros clientes. El objetivo es que la herramienta sea cada vez más sencilla e intuitiva y que todos nuestros clientes, con ayuda de nuestros abogados, la puedan dominar en muy poco tiempo”, apunta Quintanilla.

Pero, sin lugar a dudas, la mejor recomendación que se puede hacer a cualquier empresa que todavía no tenga el canal de denuncias, es que se ponga en marcha cuanto antes. La situación actual de estas empresas no se puede calificar con otro adjetivo que “delicada”, puesto que el plazo para adaptarse a la Ley finalizó el pasado 1 de diciembre, y que las organizaciones que no hayan cumplido ya se enfrentan a sanciones que pueden ir de 100.000 euros a un millón de euros.