| 28 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Iberdrola culmina la construcción de su segunda planta fotovoltaica en Portugal

La energética avanza en su despliegue fotovoltaico en Portugal con la finalización de la construcción de la planta Conde, ubicada en Setúbal, con 13,5 MW de potencia instalada.

| Carlos Nieva Empresa

La instalación cuenta con 25.000 módulos solares que producirán energía limpia suficiente para cubrir el consumo anual de 5.000 hogares. El proyecto ha supuesto una inversión cercana a los 11 millones de euros, y evitará la emisión a la atmósfera de 6.000 toneladas de CO2 al año.

Esta es la segunda instalación fotovoltaica de la compañía en Portugal, tras la planta de Algeruz II, de 27 MW de potencia, que ya se encuentra en operación tras su puesta en marcha el pasado mes de agosto en el distrito de Setúbal.

Ambos parques fotovoltaicos pertenecen al lote obtenido por Iberdrola en la subasta pública celebrada en 2019 por el Ministerio de Medio Ambiente y Transición Energética de Portugal, a través de la Dirección General de Energía y Geología, y organizada por el Operador do Mercado Ibérico de Energia (OMIP), en la que la compañía resultó la mayor adjudicataria con un total de siete proyectos.

Corresponden también a este lote las plantas solares Alcochete I y II, que se encuentran actualmente en fase de construcción en la localidad de mismo nombre. Los trabajos, que concluirán este mismo año, van a suponer la creación de hasta 180 empleos. Con 45,6 MW de potencia conjunta, ambos proyectos implican una inversión de 38 millones de euros.

Estos parques contarán con módulos solares bifaciales, que incrementan la producción de energía hasta un 30% en comparación a las placas tradicionales gracias a que ambas caras del panel logran absorber la energía del sol. Además, las células bifaciales reducen el coste medio de la electricidad en un 16%. 

De esta manera, la compañía apuesta por convertirse en uno de los principales promotores de energía solar fotovoltaica en Portugal, una de las tecnologías más eficientes en la lucha contra el cambio climático, capaz de adaptarse a los ciclos naturales y las condiciones meteorológicas para producir energía renovable, inagotable y competitiva. 

Además, el grupo también tiene previsto construir un complejo eólico vinculado a la megacentral hidroeléctrica de bombeo que la empresa ha inaugurado en Alto Tâmega, al norte de Portugal. Estas instalaciones convertirán al complejo en una planta de generación híbrida y constituyen, con sus 400 MW de potencia instalada, uno de los mayores proyectos eólicos de Portugal.