| 12 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Planta de gas renovable de Naturgy en Cerdanyola del Vallès.
Planta de gas renovable de Naturgy en Cerdanyola del Vallès.

Naturgy y Greene proyectan convertir residuo sólido industrial en gas renovable

La energética participará en la primera planta de tecnología española, única en nuestro país, para incorporar el nuevo producto a la red de distribución o para emplearlo en movilidad.

| Juan P. Burgueño Empresa

Naturgy y Greene han hecho pública la formación de una sociedad para desarrollar durante los próximos años una tecnología que permita la biometanación a partir de gas de síntesis o syngas (conversión de residuo sólido industrial en gas renovable) con el objetivo de inyectarlo a la red de distribución o para emplearlo en movilidad.

La innovación de este proyecto, único en España, reside en el tipo de residuo a partir del que se genera el biogás natural sintético, que emplea un proceso térmico con residuo seco y produce la transformación total del mismo

Durante la fase de desarrollo del proyecto, Naturgy y Greene investigarán la conversión del syngas a biogás natural sintético de bajas emisiones a través de un proceso de fermentación biológica que maximice la concentración de biometano y reduzca las necesidades de acondicionamiento del syngas.

Esto incluye la construcción y operación de una planta piloto de biometano renovable ubicada en Elche (Alicante) con capacidad de tratamiento de 10 kg/h de residuo para producir 2,4 kg/h de biometano con una pureza superior al 95%.

 

Tras esto, entrará en funcionamiento la planta a escala industrial con capacidad de tratamiento de 45.000 toneladas al año de residuo para producir cerca de 6.200 toneladas al año de biogás natural sintético con una pureza superior al 95%.

Este modelo supondrá, según la compañía, una “importante aportación” a la economía circular por la dificultad que nos encontramos actualmente para dar una segunda vida al tipo de residuo utilizado.

"Con el éxito de esta joint venture, España se convertiría el abanderado europeo  en la producción de bio-gas natural sintético de bajas emisiones a partir de la valorización material de la fracción rechazo de residuos industriales y urbanos, abriendo una nueva vía para generar gases bajos en carbono", indicado Naturgy en un comunicado.

El director de Innovación de Naturgy, Jesús Chapado, ha declarado que es "cada vez más prioritario" contar con una estrategia basada en la innovación como forma de transformar y reorientar el negocio hacia la transición energética.

El directivo ha añadido que este proyecto representa una gran oportunidad para ser líderes en el desarrollo de una tecnología que permita la generación y comercialización de un nuevo vector energético con emisiones nulas.

Por su parte, el CEO de Greene, Juan José Hernández, ha asegurado que están en un momento donde, gracias a su tecnología, pueden dar soluciones sostenibles a un importante problema mundial, el de los residuos, a los que dan una nueva vida. La gran diferencia del biometano producido con esta tecnología es la fuente del residuo, ya que en este proyecto se eliminarán los destinados a la incineración o deposición en vertedero.