| 10 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
José Luis Ábalos, exministro socialista y ahora diputado del Grupo Mixto.
José Luis Ábalos, exministro socialista y ahora diputado del Grupo Mixto.

Ábalos, el nuevo obstáculo de Sánchez que desafía su Gobierno: "Sin disciplina"

El exministro Ábalos ha plantado cara a Pedro Sánchez y se ha negado a dimitir como diputado. En el Grupo Mixto es toda una amenaza para el Gobierno. El PSOE ya ha iniciado su expulsión.

| Hugo Pereira España

Pedro Sánchez ha caído en desgracia y un problema tras otro acortan la fecha de caducidad de un Gobierno atado de pies y manos a los intereses políticos -incluso contrapuestos- de una "mayoría progresista" que jamás existió.

Así, al insaciable Puigdemont que reclama una "integral" Ley de Amnistía edulcorada con el total perdón de los delitos de malversación y terrorismo del Procés para seguir sosteniendo al Ejecutivo; al desalentador -y absoluto- batacazo en las elecciones de Galicia previstas por La Moncloa como un plebiscito; a la prometedora  trama de corrupción socialista que lideraba el militante que custodió los avales de Sánchez, que fue asesor de la máxima confianza del ministro de Fomento, consejero en Renfe y en Puertos del Estado y que hasta metió en cargos públicos -con la aquiescencia del Gobierno- a su hermano y mujer, Koldo Gocía; se le suma al presidente del Gobierno un nuevo obstáculo: José Luis Ábalos. Y todo a meses de unas trascendentales elecciones, las europeas, en las que -como en unas generales- vota todo el censo electoral. La debacle puede ser de órdago. 

El PSOE no se esperaba el órdago de Ábalos

En una frenética mañana de martes en el Congreso predominada por las caras largas y muchas incógnitas a cuentagotas desveladas, los socialistas esperaban con notoria preocupación el anuncio de la decisión del otrora hombre fuerte del PSOE y de la máxima confianza de Sánchez. "No sabemos qué ha decidido Ábalos, tenemos que esperar", sintetizaban unánimemente, en público y en privado, desde Santos Cerdán, número tres del PSOE, hasta Patxi López, el portavoz del partido en el Congreso. 

Y, ciertamente, la improvisada comparecencia de José Luis Ábalos que paulatinamente se fue confirmando a lo largo de la mañana, tardó en llegar. Y las horas se hacieron amargas para los socialistas. "Me da pena Ábalos", llegó a asegurar este martes, por los pasillos del Congreso, una destacada fuente socialista a ESdiario. Y es que muchos de los ya ex-compañeros de partido de Ábalos consultados, dicen, "no estamos entendiendo muy bien su reacción" porque, justifican, "no está viendo que está perjudicando al PSOE". 

"Estamos jodidos", resume a este periódico un muy conocido diputado del PSOE. Y, aunque reconociendo que en algunas ocaciones la política "es muy injusta" y tienen que pagar justos por pecadores por el bien del partido, entienden desde el aparato de Ferraz y de La Moncloa que Ábalos debía asumir responsabilidad por el 'caso Koldo' a pesar "de no estar imputado ni nada" -al menos por el momento- en él.

Ábalos exibe músculo ante Sánchez 

"Ya no tengo disciplina", aseguró José Luis Ábalos a los periodistas que le esperaban a su salida del Registro del Congreso tras dejar la carta que materializa su previamente anunciada salida del Grupo Parlamentario Socialista para pasar al Grupo Mixto. Ya no responde a la disciplina del PSOE, solo a la suya. Es totalmente libre como diputado.

En la misma línea, y como últimas palabras durante su pública comparecencia,  ha señalado que precisa de la "tribuna pública" que le brinda el Congreso para defender no sólo su honorabilidad sino también a quienes "ven y no aprueban estas reglas que establece la lucha por el poder". Y lejos de esconderse, su estrategia, en claro detrimento del PSOE, consiste en defenderse "a todos los niveles, por mí" y, asevera, para que "en los medios cobren fuerza y se instalen en la sociedad y arrollen ciertas posiciones acomplejadas de la izquierda. 

Si había, por tanto, alguna duda de que próximamente comenzará a tirar de la manta, se ha despejado. Y no solo para el PSOE este novedoso verso suelto convertido en diputado del Grupo Mixto constituye un evidente problema, también para el Gobierno.

El PSOE responde a Ábalos expulsándolo del partido

El número tres del PSOE, Santos Cerdán, ha justificado la expulsión cautelar de su, precisamente, antecesor (Ábalos fue Secretario de Organización entre 2017 y 2021) para "salvaguardar la imagen del PSOE" porque la situación y los hechos que la han generado y su repercusión pública exigen la adopción "inmediata" de medidas que también permita que la instrucción del expediente se siga "con las máximas garantías" para el expedientado.

Considera, además, Cerdán, según refleja el documento, que Ábalos ha incumpido varios artículos de los Estatutos Federales que prevén sanciones contra quien falte a los acuerdos o resoluciones de los órganos del partido.

Sin duda, un nuevo movimiento del PSOE que no hará sino acrecentar las ganas de Ábalos de "defender" su "honorabilidad" tirando de la manta.