| 07 de Enero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Fragmento de la entrevista en Espejo Público
Fragmento de la entrevista en Espejo Público

Un okupa presume de chalet en Antena3 y cava su propia tumba: “Eso sí es delito”

Un hombre que decidió “okupar” un chalet en Madrid se ha encarado con varios periodistas de “Espejo Público” en una entrevista “abrupta” en la que ha terminado confesando un delito

| Y.L España

Este jueves, el programa de Antena 3 “Espejo Público” se hacía eco de una noticia que, por desgracia, es cada vez más habitual: un hombre que dice no tener recursos, ha "okupado" una vivienda en el municipio madrileño de Villaviciosa de Odón. Pero no se trata de un modesto piso, sino de un chalet en uno de los mejores barrios de la región. 

Por ello, el programa de Atresmedia quiso ponerse en contacto con el “okupa caradura” y preguntarle por qué dice que el chalet es de un banco cuando realmente el programa ha hablado con familiares de los verdaderos propietarios, una familia de clase media española que ahora están indefensos porque la Ley actual protege a este “okupa”. 

Durante la entrevista, de hecho, el presunto delincuente presume de chalet asegurando que no va a pisos de protección oficial porque esta casa es mejor y está abandonada porque “es propiedad de un banco”. Un discurso que ha ido fomentando Unidas Podemos en los últimos años y que ahora se apropian los okupas: “No me puede echar. Ahora soy el propietario, lo dice la Ley”, ha llegado a espetar el hombre de forma errónea.

Pero la entrevista ha ido a más cuando uno de los tertulianos del programa, el periodista Antonio Naranjo, le ha recriminado su “chulería” y le ha bajado los pies a la tierra diciéndole que, si quiere vivir en una casa como esa, lo que tiene que hacer es “trabaja” para tenerla y no ocupar la de otra familia que ha trabajado para conseguirla. 

Un repaso que el okupa no ha llevado nada bien, llegando a elevar el tono reprochándole a Naranjo que no tiene trabajo y que no busca ayuda social porque no la encuentra: “Llevo pidiendo ayuda desde los 16 años y nadie me la da”, se ha lamentado al tiempo que ha confirmado que no está buscando trabajo. 

Y fue poco después cuando el okupa cavó su propia tumba al reconocer que él consiguió entrar en la casa comprándole las llaves a una mafia por 2.000 euros. Algo que sí está penado, como le recordaron desde el plató, por colaborar con mafias que se lucran de los okupas que quieren ahorrarse el alquiler o la hipoteca.