| 14 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Ferrovial
Ferrovial

La "fuga" de Ferrovial deja en evidencia la política fiscal de Sánchez y Calviño

Ayuso advierte de que “Sánchez prefiere arruinarnos que dar marcha atrás” mientras el lado podemita del Ejecutivo se inventa paraísos fiscales dentro de la UE para justificarse

| Enrique Martínez España

El anuncio de la constructora Ferrovial, una de las de mayor envergadura en España, de que trasladará su sede social a los Países Bajos con la excusa de la fusión entre la matriz y Ferrovial International, ha provocado un terremoto político que deja en evidencia la política fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez.

En el fondo de este traslado de empresa está los impuestos que paga en España, motivo que ha sido utilizado por unos por otros para hacer análisis de la situación. Así, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha denunciado que “la salida de Ferrovial confirma que Pedro Sánchez prefiere una España sin empresas antes que dar marcha atrás en su política fiscal, que nos va a arruinar” a la vez que ha recordado que estas empresas “sí cuentan con el respaldo de Madrid”.

No le ven igual desde el Gobierno, concretamente desde la parte de Unidas Podemos, ya que la parte socialista ha guardado silencio. La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha acusado a la empresa de que "esto no es ser español ni compromiso con nuestro país" y ha rescatado un término, dumping fiscal, que usan los socialistas contra Madrid, para aplicarlo a otros países de Europa.

Similar argumento ha usado la líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, que ha reclamado medidas conjuntas en el seno de Europa para erradicar "paraísos fiscales" dentro del continente y evitar que empresas como Ferrovial, que tiene planes de trasladar su sede social a los Países Bajos, evite el modelo tributario "justo" que impulsa el Gobierno. Curioso argumento porque los Países Bajos no son en ningún momento un paraíso fiscal.

El líder del PP de Cataluña, Alejandro Fernández, por su parte, ha alertado sobre el caso Ferrovial que la fuga de empresas “ya pasó en Cataluña y eso también se extiende al resto de España: llamar fachas y explotadores a las empresas españolas y coserlas a impuestos, es garantía segura de que se acabarán yendo”, en referencia a los últimos movimientos de Podemos. Mientras, Sánchez y el PSOE siguen callados.