| 16 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Aunque se ha registrado un aumento en la reclutación femenina, desde hace años no se supera la barrera del 13%
Aunque se ha registrado un aumento en la reclutación femenina, desde hace años no se supera la barrera del 13%

Igualdad se olvida del Ejército y permite que la presencia femenina se estanque

El ministerio de Irene Montero no se esfuerza en presentar la milicia como la opción profesional promovida por Defensa, que no logra que las mujeres superen el 13% en las Fuerzas Armadas.

| M. Villa España

Que la presencia de la mujer en el Ejército español crezca y se equipare a otros sectores profesionales e institucionales tradicionalmente ocupados por hombres en nuestra sociedad, no va a depender de los desvelos del Ministerio de Igualdad de la desaparecida Irene Montero. No consta el más mínimo esfuerzo de este departamento por tratar de incrementar la cuota femenina en las Fuerzas Armadas, presentándolas como una salida profesional de futuro a la que se acogen muchos hombres. Ese sí es el propósito del Ministerio de Defensa, que está procurando por todos los medios que la presencia femenina en la milicia salga del estancamiento en el que ya lleva varios años.

Las mujeres llevan ya más de tres décadas formando parte de las Fuerzas Armadas, primero en determinadas escalas y cuerpos militares y desde el año 1999 bajo el principio de igualdad "con todas sus consecuencias". Desde entonces, su presencia ha ido aumentando paulatinamente y, aunque su porcentaje dentro de los Ejércitos y la Armada se encuentra prácticamente estancado desde hace más de una década, en 2021 los ingresos de mujeres en las academias militares han aumentado un 6,5 por ciento respecto al año anterior, según datos del Ministerio de Defensa.

 

 

Actualmente, el número de mujeres en las Fuerzas Armadas es de 15.912, lo que supone un 12,9 por ciento. Este porcentaje es superior al promedio de los países de la OTAN (que se sitúa en el 12%) y está por encima de países como Alemania, Reino Unido, Italia, Holanda o Portugal.

Sin embargo, estas cifras se han mantenido prácticamente estables en los últimos diez años, con una tendencia ligeramente creciente -del 12,1% en 2001 al 12,9% en 2021-, y el Ministerio de Defensa trabaja con un amplio abanico de medidas para ofrecer las Fuerzas Armadas como una perspectiva más de futuro a las jóvenes.

Estas campañas de visibilización ya han tenido su reflejo en los últimos datos de ingresos en las academias militares. Así, en los últimos cinco años, el porcentaje de mujeres que han solicitado participar en los procesos selectivos ha pasado de ser el 11% del número total de aspirantes al 19%. Además, el número total de mujeres ingresadas en 2021 ha aumentado un 6,5% con respecto al año anterior.

Desde el Ministerio de Defensa destacan además que el proceso de incorporación e integración de la mujer en las Fuerzas Armadas en España se ha realizado a un ritmo "mucho más rápido" que en países similares, sin vetos en escalas o destinos. También es importante su presencia en las misiones internacionales, donde representan un 8,5 por ciento del total de militares españoles desplegados, frente al 7 por ciento de media de los países de la OTAN.

Esfuerzos de Defensa; indiferencia de Igualdad

Este reto de normalizar la presencia de la mujer en los Ejércitos y la Armada es el que persigue el Ministerio mediante la difusión de sus actividades a través de medios escritos, foros de investigación o estudio o su participación en las ferias educativas.

 

Además, el Observatorio Militar para la igualdad entre hombres y mujeres en las Fuerzas Armadas se encarga de forma permanente de seguir el avance de este proceso y atender a las dudas y reclamaciones de los efectivos en cuanto a temas como la conciliación, los hijos menores, familias con un solo progenitor o parejas entre militares.

Con el recelo y los paternalismos de otras épocas ya superados, las mujeres solo necesitan de más estímulos para dar el paso y formar parte de las Fuerzas Armadas en pie de igualdad con los hombres. Una realidad que, sin embargo, no entra en los planes del ministerio consagrado a ello en el Ejecutivo de Pedro Sánchez.