13 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Jordi Pujol y su esposa en su ultimo viaje a Madrid para declarar en la Audiencia Nacional.

Un diplomático jubilado destapa cuando Pujol decidió declarar la guerra a España

El embajador Juan Prat y Coll, que ejerció de delegado de la Generalitat en Bruselas entre marzo de 2011 y marzo de 2013, cuenta en sus memorias lo que el expresidente catalán le confesó.

| ESdiario España

El diplomático Juan Prat y Coll, que ejerció de delegado de la Generalitat en Bruselas entre marzo de 2011 y marzo de 2013, cuenta en sus memorias que el expresidente catalán Jordi Pujol le "confesó" en una larga conversación tras la "primera macro manifestación de la Diada de 2012" que "se había pasado al independentismo porque observaba que eso era lo que quería el pueblo de Cataluña y porque había perdido la paciencia y la fe en soluciones autonomistas ante la cerrazón" de Madrid.

El diplomático, que se jubiló en 2013, reconoce que muchos de sus compañeros no entendieron su fichaje por el Gobierno de Artur Mas a principios de 2011, una etapa, dice en el libro, que "duró menos de lo esperado" y fue "una de las más reveladoras y sin duda la más controvertida" de sus 45 años carrera.

Prat llegó al puesto de delegado catalán tras ser cesado como embajador en La Haya a finales de 2010 -cuando Trinidad Jiménez sustituyó a Miguel Ángel Moratinos como ministra de Exteriores-, dice, "poco consciente de las corrientes profundas de la política catalana, que ya existían pero que no habían aflorado aún".

Según relata, no estaba interesado en el puesto por motivos políticos, sino convencido de que podía ser útil para "un mejor entendimiento y coordinación" con la Representación Permanente de España ante la UE. Además, pensaba que había "una posibilidad de acercamiento" entre el Gobierno de Mas "con el futuro nuevo Gobierno del PP en Madrid", al menos "en política económica y europea".

Y es que, a juicio de Prat, el Gobierno tripartito en Cataluña fue "una hecatombe" que dejó "por los suelos" las finanzas de la Generalitat y también "una imagen muy deteriorada" de Cataluña en la UE, debido, en parte, a que la anterior delegada -Anna Terrón, a la que describe como "una hábil política del PSC"- no residía en Bruselas.

"A lo que yo contribuí y no me arrepiento fue a recuperar una imagen de Cataluña como región que era un referente para las demás regiones europeas", afirma con motivo de la publicación de su libro, De Cataluña a Catalunya , que se presenta este viernes en Madrid.

Según dice, lo que le pidieron fue eso, nada relacionado con intenciones independentistas. En aquel Gobierno de Mas el responsable de la acción exterior, sin ser conseller, era Josep Antoni Duran i Lleid