| 06 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Susanna Griso con Pedro Sánchez.
Susanna Griso con Pedro Sánchez.

La significativa entrevista de Susanna Griso a Sánchez con Feijóo de espectador

Pintan bastos en La Moncloa. El presidente no ha querido ni salir en Semana Santa. Mientras, el nuevo líder popular va colocando sus piezas para afrontar los tiempos que llegan.

| Antonio Martín Beaumont España

 

 

Alberto Núñez Feijóo "camina según lo previsto". Así me lo confirma un ilustre miembro del clan genovés.  Cada día que pasa la sensación de que se consolida la oportunidad del centro-derecha es mayor. Naturalmente, al líder popular le toca preparar a la organización capaz de afrontar el ciclo electoral que está por venir. Y hacerlo en las mejores condiciones posibles.

De momento, ha renovado la cúpula del partido y, sobre todo, ha sabido otorgarle musculatura. Al final, como en casi todo, los estados de ánimo cuentan mucho, más todavía en estos tiempos de políticas líquidas y, es verdad que el PP ha pasado del desconcierto más completo a impulsarse con los vientos optimistas que entran por las ventanas de Génova 13.

Feijóo tiene ahora a todo el PP detrás. Pablo Casado nunca lo tuvo. Con todo, el gallego aún debe acertar en algunas decisiones que van a ser muy simbólicas que habrá que analizar en los próximos meses.

De previsible que es Feijóo resulta imprevisible

Poco o nada se ha dicho sobre cuál será su alineación de portavoces parlamentarios (Congreso, Senado y Parlamento Europeo). A estas alturas, solo un puñado en el Partido Popular se atreve hacer pronósticos. Feijóo ya le ha dado sobradas lecciones a sus siglas de que con él no es bueno jugar al 2 en las quinielas. Pero, de previsible que es, resulta imprevisible. Sus decisiones las dosifica y las comparte con muy poquitos. Y ello, cuando lo hace. Se le atribuye -no sé si será verdad- una vieja sentencia: "Que el cuello de tu camisa no conozca tus pensamientos". Sea como fuere, le gusta jugar sobre seguro, rodeándose de personas de su confianza para emprender sus singladuras.

 

"Que el cuello de tu camisa no sepa tus pensamientos". Es una vieja sentencia que se le atribuye al presidente de los populares

Mientras él avanza "paso a paso", tal y como recalca su entorno, los cuadros del PP aguardan impacientes hasta la convocatoria de una Junta Directiva Nacional, con la mirada fija en los cambios en la dirección de los grupos en el Congreso y en el Senado.

Sobre la mesa, la necesidad de reforzar el papel de Cuca Gamarra con un "número dos" para la labor del día a día. Dada la alta estima que le profesa la mayoría de la bancada, ha sonado con inusitada fuerza José Antonio Bermúdez de Castro para sentarse a la derecha de la secretaria general, que deberá llevar el peso de la confrontación con Pedro Sánchez.

En el campo ecómico suenan nombres como Jaime Olano o Mario Garcés

El veterano "Bermu" cumpliría a rajatabla con el perfil del gusto del líder, esto es, un político experimentado, dialogante, identificable con la moderación y la búsqueda de consensos. Sus posibilidades, sin embargo, han ido diluyéndose ante la aparente búsqueda de una opción capaz de librar la batalla en el terreno económico. Y en ese campo, entre otros, acaparan posibilidades nombres como Jaime de Olano o Mario Garcés.

En cuanto a la Cámara Alta, Javier Maroto podría  darse por afortunado si conserva su escaño de designación autonómica por Castilla y León. Alfonso Fernández Mañueco ha sopesado incluso dejarlo sin asiento. No creo, sin embargo, que la sangre llegue al rio. Los cambios pendientes dependen en este caso del desembarco del propio Alberto Núñez Feijóo como senador por Galicia. Dos mujeres, Pilar Rojo y Ana Isabel Alós, vienen tomando la delantera en las quinielas para hacerse con la portavocía. Mantiene la cabeza asomada Fernando Martínez Maíllo. Quien fuese coordinador general con Mariano Rajoy estaría feliz de contraer tal responsabilidad. Aun así, me cuentan, asume que su previsible rol será entre bambalinas.

Javier Maroto podría  darse por afortunado si conserva su escaño por designación autonómica en nombre de Castilla y León

Mayores certezas planean sobre el Parlamento Europeo. Feijóo no tiene dudas de que Dolors Montserrat debe seguir siendo su voz en la Eurocámara. 

El PP vive estas incógnitas confiado en que Feijóo se va a guiar por la necesidad de disponer de unos grupos parlamentarios coherentes, equilibrados y confeccionados como trajes a medida para hacer frente a un Sánchez que tiene al país en un convulso estado de incertidumbre.

Sánchez siguió las recomendaciones de sus asesores de no regalar imágenes descansando

Tanto como para obligar al presidente del Gobierno a quedarse sin salir de La Moncloa esta Semana Santa. Los españoles han podido aprovechar la oportunidad del asueto, pero lo han hecho inquietos por el futuro. Sánchez, de hecho, ha seguido la recomendación de sus asesores de evitar el desgaste añadido de regalar la imagen de su descanso mientras la crisis acosa al país.

En La Moncloa no sólo pintan bastos, sino que se topan con un líder del Partido Popular al alza. De otro modo, Sánchez no hubiera aceptado protagonizar este lunes una entrevista con Susanna Griso en Espejo Público. Muy significativa. Las piezas del tablero se le descolocan al jefe del Ejecutivo en medio de una continuada pérdida de credibilidad que el PSOE no logra gestionar.