| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez con Begoña Gómez
Pedro Sánchez con Begoña Gómez

A Begoña Gómez le podrían caer hasta 4 años de cárcel: las penas que le piden

El juez que investiga los negocios de la mujer de Pedro Sánchez lo hace con la acusación de tráfico de influencias y corrupción en los negocios que tiene prisión, multa e inhabilitación

| Enrique Martínez España

Tormenta en Moncloa. En plena sesión de control al Gobierno saltaba la noticia de que un juez investiga a Begoña Gómez por tráfico de influencias y corrupción en los negocios. Su esposo, el presidente Pedro Sánchez, despachaba el asunto con un “en un día como hoy, a pesar de todo, sigo creyendo en la justicia de mi país”. Pero llega marejada y Begoña Gómez debe enfrentarse a una acusación que, de llegar a condena, puede suponer multa, inhabilitación y hasta cárcel.

El Juzgado de Instrucción Número 41 de Madrid ha abierto diligencias de investigación contra Begoña Gómez, mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por los presuntos delitos de tráfico de influencias y corrupción. La apertura de diligencias se produjo el pasado 16 de abril a raíz de una denuncia presentada por el sindicato Manos Limpias, tal y como adelantó ESdiario. las diligencias de investigación ordenadas por el juez Juan Carlos Peinado están declaradas secretas pero se incluye la citación de varios testigos.

¿Qué suponen las acusaciones a Begoña Gómez? Con el Código Penal en la mano, la mujer de Pedro Sánchez podría enfrentarse a una pena de prisión de 6 meses a 2 años, multa del tanto al duplo del beneficio perseguido u obtenido e inhabilitación especial para empleo o cargo público de 5 a 9 años en el caso del tráfico de influencias si el delito lo comete un funcionario público o autoridad. Esto supone que en el caso de máxima pena, dos años de cárcel, no llegaría a ingresar en prisión.

Más grave es la acusación de corrupción en los negocios cuya pena es de prisión de seis meses a cuatro años, inhabilitación especial para el ejercicio de industria o comercio por tiempo de uno a seis años y multa del tanto al triplo del valor del beneficio o ventaja ofrecido, solicitado, aceptado o recibido. Aquí en su nivel máximo, cuatro años de cárcel, sí habría ingreso en prisión con sentencia firme. Por ahora todo está en fase incipiente de investigación, pero en el famoso colchón de Moncloa no dormirá muy tranquilo el matrimonio presidencial.