| 26 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La alcadesa de Ripoll, Sílvia Orriols, sostiene la vara de mando del ayuntamiento
La alcadesa de Ripoll, Sílvia Orriols, sostiene la vara de mando del ayuntamiento

No digas que el islam radical va contra Occidente, di mejor que España oprime

La España de Sánchez y sus socios separatistas hace posible que se multe con dureza a quien dice una obviedad contra el islam radical y se premie a los que quieren destruir la Constitución.

| Mr. Meme España

La alcaldesa de Ripoll (Gerona), Sílvia Orriols, acaba de ser expediéntala por la Consejería de Igualdad y Feminismo del Gobierno catalán por decir una obviedad tan grande como que el islamismo radical va en contra de los valores de Occidente. Ese expediente incluye una posible sanción de entre 10.000 y 40.000 euros. Demencial.  Puigdemont, Junqueras, Otegi y otros socios de Pedro Sánchez llevan años insultando a España, acusando al “Estado español” de opresión e incluso torturas, de perseguir al que piensa distinto, de mantener presos políticos y de utilizar a los tribunales contra el separatismo. Y no solo pasa absolutamente nada sino que Pedro Sánchez les indulta, aprueba una ley de amnistía y les convierte en socios del Gobierno de España. 

 

Esa es la España en la que vivimos. Si dices algo tan evidente como que el islamismo radical, ese que menosprecia a la mujer, que no acepta la democracia como forma de gobierno e intenta imponer la sharia, que no cree en la liberta de culto, atenta contra los valores de Occidente, te multan con entre 10.000 y 40.000 euros.Si acusas a un país democrático como España de oprimir, torturar y mantener presos políticos, no solo no te multan sino que Pedro Sánchez te hace socio del Gobierno. 

Un poco de contexto: de Ripoll salieron los terroristas que atentaron en Las Ramblas de Barcelona y Cambrills el 17 de agosto de 2017

En concreto, Orriols hizo las declaraciones que le han valido la multa el 29 de mayo del 2022 en la desaparecida 8TV durante un debate con otros contertulios. “Para mí, intentar preservar el grado de civilización que hemos conseguido con tanto esfuerzo y sacrificio no es racismo, sino que es sentido común, según mi opinión. Considero que permitir la entrada masiva de inmigrantes musulmanes es un error que podemos pagar muy caro, porque básicamente los musulmanes no reconocen las democracias europeas ni nuestras leyes civiles”, dijo Orriols.

"Quieren imponer la sharia", dijo Orriols

Según añadió, “ellos se rigen por una ley religiosa que es la sharia, y cuando sean mayoría demográfica, los partidarios de la sharia pueden optar a las elecciones e imponerse vía urnas y, por lo tanto, pueden acabar imponiendo a toda la población la sharia, la misoginia, la homofobia”.

Y concluyó diciendo: “Yo no quiero eso en mi casa, ni para mis hijos, ni para mis nietos. Y cuando en Catalunya hay 300 mezquitas, y de estas 300 mezquitas una tercera parte son salafistasno puedo evitar preguntarme por qué mi gobierno ha concedido licencias de apertura a asociaciones islámicas que pronuncian discursos fundamentalistas y radicales, por qué ha concedido licencias de apertura a mezquitas que segregan por sexo con clara discriminación de la mujer y que hacen prédicas de textos absolutamente misóginos, homófobos y antioccidentales”.

Sílvia Orriols es la presidenta del partido independentista catalán Aliança Catalana que ganó las elecciones municipales en Ripoll celebradas en mayo de este año

Se esté de acuerdo o no con esas afirmaciones, que por otro lado describen al pie de la letra una realidad, lo que no puede ser es que se multe a alguien por utilizar su libertad de expresión. Y menos aún con esa doble vara de medir que convierte a la alcaldesa de Orriols en una peligrosa islamófoba y a los separatistas catalanes y a los independentistas vascos proetarras en socios del Gobierno de Sánchez.