| 19 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ada Colau.
Ada Colau.

La trampa con la que Ada Colau pretende aferrarse a la poltrona en Barcelona

La alcaldesa de la Ciudad Condal había prometido en numerosas ocasiones que no estaría más de ocho años al frente del Ayuntamiento de la capital catalana.

| C. Novo España

Este fin de semana, Ada Colau ha vuelto a practicar el deporte favorito de la izquierda radical en España: cabalgar sobre las propias contradicciones. y todo, a cuenta de la limitación de mandatos que la franquicia barcelonesa de Podemos, Barcelona en Comú, que lidera la alcaldesa de Barcelona, se había comprometido a cumplir.

 

En años anteriores, incluso, la propia Colau había abonado esa promesa, sobre todo durante las campañas electorales: "No vengo a alargarme en política", dijo en una ocasión. Sin embargo, ahora se ha desdicho de este compromiso, pues ya no descarta optar a un tercer mandato en las elecciones municipales de 2023.

 "La decisión sobre si me presentaré a la reelección no está tomada, la verdad, ya se verá en su momento, tendré que hablarlo con la organización", ha señalado Ada Colau, que ha explicado en La Vanguardia el truco con el que podrá presentarse de nuevo a las elecciones: "Mi compromiso es de dos mandatos pero el reglamento interno prevé que pueda haber un tercero".

"Un mandato más de forma excepcional"

Efectivamente, el código ético de Barcelona en Comú establece que "las personas con cargos electos, gerenciales y de libre designación" se comprometen a "limitar su mandato a dos legislaturas consecutivas, excepcionalmente prorrogable a un mandato más siempre que se dé un proceso de discusión y validación ciudadana".

Es decir, basta con que la propia Colau exprese que hay una "situación excepcional" para que le permitan aferrarse al bastón del primer edil barcelonés para que su propio partido se lo permita.

 

Está por ver si el cambio de opinión de Ada Colau sobre la limitación de mandatos está relacionada con su situación legal, pues distintos órganos judiciales, el último el Tribunal de Cuentas, está cercando a su Gobierno municipal por la presunta concesión clientelar de subvenciones a asociaciones afines.