| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ione Belarra y Pedro Sánchez
Ione Belarra y Pedro Sánchez

Sánchez duda de sus propias medidas y Belarra aprovecha para “hacer sangre”

El Gobierno sale ya a rebajar los efectos positivos de las medidas anticrisis de Sánchez al tiempo que Podemos hace balance del año con “recados” al PSOE que buscan “arañar” votos

| Miguel Centeno España

A dos días de que termine el 2022, el Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos no puede alejarse de la vida pública ni de las polémicas. Y es que las intenciones de Moncloa de que Sánchez anunciara las nuevas medidas anticrisis que disparan el gasto público en el 2023, año electoral, han fracasado. 

Son los propios ministros socialistas los que confirman esta situación de “colapso” al salir en entrevistas de todo tipo a rebajar los resultados positivos que se supone que deberían tener estas  medidas anticrisis, como el bono de 200 euros para alimentos que se le entregarían a las familias más vulnerables, o la congelación de los alquileres. 

En concreto ha sido el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, el último en salir a rebajar expectativo este jueves, asegurando que se juzgará la "eficacia" de la aplicación de la bajada del IVA a determinados alimentos cuando entre en vigor el próximo 1 de enero. De hecho, ante los rumores de que Sánchez había sacado estas medidas de forma urgente para despedir el año con vista a las elecciones del año que viene, Planas ha negado la mayor y descarta cualquier improvisación, a pesar de que el paquete de medidas fue cerrado con Podemos solo horas después de su anuncio ante los medios. 

"Ha estado examinando todas las alternativas que había sobre la mesa, que, por cierto, no son tantas porque no es tan sencillo. Hemos buscado la más eficaz", ha afirmado el titular de Agricultura. De esta forma, Planas ha respondido a la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, quien aseguró ayer que no era "la medida que cree que pueda ayudar”.

No obstante, Planas ha explicado que el Gobierno hará "un seguimiento estrecho de la aplicación", pero también ha indicado que lo hará la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), así como el Observatorio de la Cadena Alimentaria. "Son medidas que tienen un coste para el presupuesto público. Así que tenemos que lograr y vamos a lograr que sean efectivas", ha subrayado en declaraciones en 'Las Mañanas de RNE', dejando clara la postura que hay ahora mismo en Ferraz: tienen asumido que las medidas pueden fracasar y ahora el plan podría ser rebajar el optimismo.

El ministro ha defendido que las medidas aprobadas en el último Consejo de Ministros del año no se han tomado de "manera improvisada", sino que se han buscado "las más eficaces”. Asimismo, ha indicado que el Gobierno pretende "reforzar la tendencia a la baja del precio de los productos" con el paquete de medidas aprobado esta semana, aunque ha reconocido que "son muchos los factores que intervienen", por lo que no cree que sea posible "hacer una predicción cuantitativa" sobre si bajarán, se mantendrán y en qué medida.

"Lo que queremos hacer, en definitiva, es disminuir el peso del gasto en la cesta de la compra dentro de la economía", ha señalado Planas, quien ha añadido además que la distribución "es la primera interesada en demostrar que está cumpliendo de forma patriótica también con su parte de responsabilidad en este tema", y ha señalado además que las empresas pueden indicar estas medidas en los tickets de compra o a través de los paneles. "Estoy convencido, porque así lo han declarado y creo en su palabra, de que se va a aplicar efectivamente, pero el Gobierno también, debo decirlo claro, hará un seguimiento estrecho de la aplicación", ha insistido.

Preguntado sobre por qué se baja el IVA solo a algunos productos, Planas ha explicado que se decidió que fueran "los productos con un peso específico" en la cesta de la compra, así como que fueran los alimentos donde "más incremento" se había producido. Respecto a las protestas por parte del sector de la ganadería y la pesca, el ministro ha señalado que son medidas "dirigidas a los consumidores" para "disminuir los precios" que pagan, al tiempo que ha recordado que el Gobierno ya ha puesto en marcha otras medidas "específicas de apoyo" destinadas a los productores

Belarra aprovecha para “hacer sangre”

Por su parte, la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha hecho balance del año de Gobierno a través de un mensaje en redes sociales, sin preguntas de los medios de comunicación. Un mensaje con el que la líder morada ha querido lucirse políticamente, sacando pecho de medidas sociales como la reforma laboral o la ley trans. Una ley, esta última, con la que ha aprovechado para lanzar un “órdago” al sector socialista del Gobierno. 

“Por fin la ley trans será ley en España, convirtiéndose en un símbolo, representando el aporte de Podemos en el Gobierno de coalición. Somos la fuerza que transforma, la que pone por delante de cualquier cosa los derechos de la gente, que no se pliega ante las presiones del poder mediático o del PSOE. La que nunca va a soltar la mano de quienes nunca ha tenido quien le represente en el Consejo de Ministros”, ha señalado Belarra, tratando de hacerse con los votos progresistas más vinculados a Ferraz. 

“Hace unos meses parecía imposible la ley trans, la subida del SMI o el derecho a paro de las trabajadoras del hogar. Os animo a que preguntéis en las cenas de Navidad a vuestra familia o amigos, qué es lo que más le ha gustado de las leyes que ha aprobado el Gobierno de coalición. Estoy prácticamente segura que la respuesta va a ser una medida de Podemos”, ha espetado Belarra, dejando a un lado y menospreciando al PSOE y a su propio socio de “alianza parlamentaria”, Izquierda Unida. El broche final a un año en el que se confirmaría la "enorme" brecha interna en el seno de la coalición.