| 14 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pablo Iglesias y Yolanda Díaz
Pablo Iglesias y Yolanda Díaz

Yolanda oficia el funeral del pablismo al servicio de la hoja de ruta de Sánchez

Si nadie lo remedia en el último minuto, en 48 horas se producirá el cisma "a la izquierda del PSOE". El "viejo Podemos" pasará a la historia como fuerza hegemónica de la ultraizquierda.

| Javier Ruiz de Vergara España

Si no hay sorpresas de última hora, que nadie espera en ninguno de los dos bandos, Yolanda Díaz se dispone a aplicar el lema freudiano de “matar al padre” en apenas 48 horas. Porque el gran acto del domingo en Madrid -más que la puesta de largo definitiva de Sumar- supone el funeral del viejo Podemos que fundó Pablo Iglesias, y que la propia Díaz heredó protagonista del dedazo del entonces gran “macho alfa”.

Sumar arrancará este domingo con las luces largas puestas en las generales de diciembre, pero con las cortas en el 28-M, donde Díaz y sus estrategas esperan el batacazo del viejo Podemos. Cuando los náufragos morados traten de encaramarse al salvavidas que les lance Sumar, los Comunes, Más Madrid, Compromís o Equo.

Tras varias semanas de auténtico culebrón y después de un cruce de declaraciones de ida y vuelta en estas últimas horas, el nuevo Frankenstein echa andar este fin de semana de la mano de todos aquellos que fueron algo en el primer Podemos hasta que osaron llevar la contraria a Iglesias. Desde Íñigo Errejón y Mónica García hasta Ada Colau, pasando por Alberto Rodríguez o el gurú ecologista Juan Lopez de Uralde.

 

Apenas dos díscolos, los líderes de Podemos en Galicia y Navarra van a arropar a Díaz en el lanzamiento de Sumar. Pero las sillas reservadas para Belarra, Montero y Lilith Vestrynge permanecerán vacías.

 

Sumar nace oficialmente este domingo. Tal vez a costa de enterrar en breve a Podemos.

 

Cumplirá la vicepresidenta el plan de Pedro Sánchez urdido en Moncloa y que reveló Esther Jaén en ESdiario este mismo miércoles: hacerle un nuevo Podemos al Podemos de Pablo Iglesias. Por cierto, el gran muñidor en la sombra de la estrategia en defensa propia de Ione Belarra e Irene Montero.

 

De esta forma, Sumar arrancará este domingo con las luces largas puestas en las elecciones generales de diciembre, pero con las cortas en el 28-M, donde Díaz y sus estrategas esperan el batacazo del viejo Podemos. Cuando los náufragos morados traten de encaramarse al salvavidas que les lance Sumar, Izquierda Unida, los Comunes, Más Madrid, Compromís o Equo.

Tras varias semanas de auténtico culebrón y después de un cruce de declaraciones de ida y vuelta en estas últimas horas, el nuevo Frankenstein echa andar de la mano de todos aquellos que fueron algo en el primer Podemos hasta que osaron llevar la contraria a Iglesias.

Ellos -ya desde Sumar- tendrán el único flotador que garantizar un puesto de salida en las listas de las próximas generales. Y con el lo esto reporta y es lo que más han defendido los dirigentes de Podemos con uñas y dientes: el poder, la nómina publica y la capacidad de convertir sus gobiernos y en una eficaz agencia de contratación de los suyos.