| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, este lunes.
La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, este lunes.

Sánchez amordaza el debate interno en el PSOE aplazando su congreso al 2021

El presidente ha trasladado este lunes a su ejecutiva que no piensa convocar el 40 cónclave federal del partido hasta mediados del año próximo, aunque podría reunirlo ya este próximo junio.

| ESdiario España

Si algo ha logrado en estos últimos meses Pedro Sánchez es desactivar a máximo los órganos federales del PSOE. La Ejecutiva se ha convertido en un mero receptor de las decisiones de su líder, siempre a posteriori; los barones han sido neutralizados, en gran parte por su propia cobardía o adaptación al sanchismo; y el Comité Federal ha quedado reducido a un simple notario de las listas electorales que se diseñan en La Moncloa.

Y, ahora, el creciente debate interno que han generado los controvertidos pactos de la investidura, tampoco va a canalizarse por el momento donde toca, en el Congreso Federal del PSOE.

Pedro Sánchez ha trasladado este lunes a los miembros de la dirección federal del partido que su voluntad es convocar el Congreso Federal de la formación en 2021. Y así lo ha ratificado públicamente la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, en rueda de prensa desde Ferraz.

Según los estatutos del partido, el 40 Congreso Federal se podría celebrar a partir de junio próximo, esto es, entre el tercer y el cuarto año de la celebración del último Congreso.

Esta celebración de este cónclave desencadenaría a continuación los respectivos Congresos regionales y algunos socialistas andaluces preferían su celebración cuanto antes para promover la sustitución de Susana Díaz.

Pero Narbona ha justificado la celebración del Congreso Federal no antes de 2021 para permitir que este año sea el de la consolidación del nuevo Gobierno y porque este 2020 habrá elecciones en Galicia, País Vasco y posiblemente en Cataluña.

Por ello, de momento, Sánchez tendrá manos libres para imponer estrategias y decisiones al resto de sus dirigentes.