| 27 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez en el acto de celebración del 45 aniversario de la Constitución
Pedro Sánchez en el acto de celebración del 45 aniversario de la Constitución

Sánchez reconoce que Podemos es un obstáculo para su Gobierno y toca "negociar"

Desde el PSOE desvelan, además, que el ministro Félix Bolaños habló con Ione Belarra, la secretaria general de Podemos y persona de la máxima confianza de Pablo Iglesias.

| Hugo Pereira España

Una jornada distendida y de celebración en el Congreso de los Diputados. La Constitución cumple 45 años desde ese 6 de diciembre de 1978 en el que se ratificó el proyecto común de convivencia y unidad que entre todos los españoles nos hemos otorgado. Cuatro décadas después, tal proyecto de país se muestra amenazado por fuerzas políticas independentistas -Junts, ERC y Bildu- de las que depende el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Por los pasillos del Congreso hay un asunto de máxima actualidad que, sin embargo, copa la mayoría de la atención. Por un lado y por el otro, Podemos y su ruptura con Sumar está en boca  de los diputados que, en conversaciones informales, no ocultan su sorpresa, unos, y su alegría -ante la dificultad que se le añade a Sánchez-, otros.

 

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha charlado de forma distendida con los periodistas parlamentarios y no ha ocultado tanto su sorpresa como la dificultad que se le viene encima. “Me enteré por la presa”, desveló el también líder del PSOE, denotando que Podemos, al igual que a Sumar, también les ocultó sus intenciones.

 

“Siempre he defendido el entendimiento de las fuerzas de izquierdas”, comenzó asegurando Pedro Sánchez. En todo caso, como es evidente, la ruptura de los morados con Yolanda Díaz implica que las negociaciones, a partir de ahora, han de ser por separado.

“Si hay una separación, las negociaciones tenemos que hacerlas con Sumar y Podemos”, aseguró Sánchez en la conversación informal con los periodistas parlamentarios. Es decir, reconoce la existencia de un nuevo actor que pugnará por sus intereses políticos y, por tanto, dificultará la acción del Ejecutivo. Un nuevo problema para la gobernabilidad, en suma, al que ya presenta el tener que acordar todo con Junts, ERC, Bildu y el PNV.

 

A pesar de todo, apuntó Pedro Sánchez que “Belarra habló con Bolaños”, para tratar de prefigurar el nuevo futuro que pasará por la intensa negociación con Podemos. En todo caso, los de Ione Belarra, según indican otras fuentes socialistas consultadas, le ha trasladado al PSOE "que no se preocupen que trabajarán por la estabilidad del Gobierno".