| 20 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Policías Nacionales y Mossos se abrazan tras dejar el hotel donde fueron acosados.
Policías Nacionales y Mossos se abrazan tras dejar el hotel donde fueron acosados.
Exclusiva

Mossos estallan, piden irse a la Guardia Civil y contarán al juez lo de Trapero

Los agentes tendrán que dar cuenta por presuntos delitos “gracias” a las órdenes recibidas durante su actuación el 1-0, pero tienen claro el siguiente paso. Y lo que quieren para su futuro.

| David Lozano España

Los juzgados de Cataluña comienzan a preparar las citaciones a decenas de agentes que participaron en el despliegue de la pasada semana relacionadas con el referéndum ilegal del 1 de octubre. La Justicia, tal y como les contaba ESdiario a instancias de la Fiscalía, ha abierto diligencias por la desobediencia de los Mossos d’ Esquadra y su más que evidente dejación de funciones durante la jornada de las votaciones ilegales.

Durante ese mismo primero de octubre, seis juzgados catalanes abrían diligencias para investigar si los Mossos d'Esquadra desobedecían la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de impedir la utilización de locales públicos para celebrar el referéndum de independencia de este domingo.

Según el propio Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juzgado de Instrucción 4 de Lleida y el de Instrucción 2 de La Seu d'Urgell (Lleida) abrían inmediatamente diligencias por supuesta desobediencia al haberse permitido la votación en algunos colegios, y ya han reclamado información al a policía catalana.

Además, otros cuatro juzgados iniciaban diligencias previas tras las denuncias de particulares contra los Mossos: el Juzgado de Instrucción 7 de Barcelona; el Juzgado de Instrucción 3 de El Vendrell (Tarragona); el de Instrucción 1 de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y el de Instrucción 7 de Cerdanyola del Vallès (Barcelona).

Junto a estas acciones, la propia Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña lleva paralelamente una investigación. Los Mossos tendrán que dar cuentas a la Justicia de manera individual y personal por su comportamiento.

Ante ello, un importante número de estos agentes, según han confirmado fuentes del Cuerpo a ESdiario, se está organizando para hacer la misma declaración: inculpar directamente a lo más alto de la cúpula, el Mayor Josep Lluís Trapero, pero también al resto de la escala de mando que fueron transmitiendo las órdenes de la “pasividad” de manera oral hasta llegar a todos los agentes del operativo especial. En su declaración ante la Justicia los agentes responsabilizarán directamente a sus superiores y reconocerán su pasividad pero alegando que lo hacían "contra su voluntad" y "desacuerdo personal", pero atendiendo a las órdenes directas recibidas.

Estos mismos agentes dicen, a ESdiario, sentirse “avergonzados” por las imágenes que han ido trascendiendo en los medios de comunicación de la actuación de los Mossos d’ Esquadra durante el día del referéndum ilegal, pero también las jornadas previas y posteriores con el acoso y escraches a los agentes de la Policía y Guardia Civil en las Consellerias y en sus hoteles. Unas imágenes que, por cierto, han servido para ampliar la acusación por sedición que mantiene la Fiscalía de la Audiencia Nacional contra el Mayor Trapero y contra el presidente de la ANC Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, de Òmnium Cultural

Ingresar en la Policía y Guardia Civil

Pero al margen de lo judicial y sus derivaciones penales, lo cierto es que la situación ha terminado por hacer estallar a una parte destacable de los Mossos d’ Esquadra que denuncian haberse “convertido en una policía política al servicio del independentismo”. Por este motivo, y pese a la pérdida económica que supondría, dada la falta de equiparación salarial, entre los agentes autonómicos y policías y guardias civiles (que cobran del orden de 500 euros menos mensuales), un importante número de agentes de los Mossos ya habrían iniciado conversaciones para pedir traslado e ingreso tanto en la Policía como en la Guardia Civil

Una "fuga" que sería efectiva si continua el actual régimen político en Cataluña. El ingreso de un importante número de Mossos en Policía y Guardia Civil podría también acercar la equiparación salarial en todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La salida de la Policía Nacional del hotel de Calella donde días antes fueron acosados y las imágenes de los abrazos entre Mossos -muy a pesar de los jefes de la policía autonómica- y policías nacionales dan un reflejo del ambiente actual