| 13 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La reforma de la ley estaba pensada para multar los ongi etorri.
La reforma de la ley estaba pensada para multar los ongi etorri.

Marlaska aparca la ley que prometió para multar los homenajes a etarras

El ministro ha sacado de su agenda la reforma de la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, pese a las promesas hechas a las asociaciones y en el Congreso.

| Ana Martín España

 

Fernando Grande-Marlaska ha aparcado sine die la reforma de la Ley 29/2011 de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo que se suponía debía haber sido aprobada el curso pasado y que, en mayo, el ministro del Interior se comprometió con la AVT a acelerar. 

Entre otras cosas, esta reforma debe -o debía- establecer una fórmula para que los homenajes a etarras, los llamados "ongi etorri", se multen por vía administrativa, si es que no pueden impedirse antes. Homenajes que este verano se han multiplicado. Los últimos, a los terroristas Aitor Fresnedo a su salida de la cárcel de Logroño y a Agustín Almaraz en pleno barrio bilbaíno de Santutxu.

El homenaje al etarra Agustín Almaraz.

 

Y el 18 de septiembre está previsto uno en Mondragón al sanguinario Henri Parot, autor de 39 asesinatos y decenas de atentados, entre ellos el de la casa cuartel de Zaragoza en 1987.

La reforma de la ley, que data de 2011, también pretende -o pretendía- ampliar el ámbito de protección de dicha ley a los hijos de víctimas del terrorismo que en el momento del atentado eran menores de edad y arrastran secuelas psicológicas.

En el Plan Anual Normativo 2021 que el Consejo de Ministros aprobó el martes y que establece la hoja de ruta legislativa del Gobierno para el curso ha desaparecido por completo dicha reforma, según ha constatado ESdiario. Ésta sí figuraba en el Plan Anual Normativo 2020, como una deuda con las víctimas del terrorismo. 

Su objetivo, explicaba entonces el Ministerio del Interior, era "profundizar en la mejora de los derechos de las víctimas el terrorismo, como referente ético de nuestro sistema democrático, incorporando medidas como la ampliación del ámbito subjetivo de la Ley, o equiparar determinados derechos de las víctimas".

Un compromiso que no ha cumplido ni cumplirá

Sin embargo, en los planes de Grande-Marlaska para este curso no hay sitio para las víctimas. A pesar de que en marzo, en sede parlamentaria, el ministro anunció que su departamento llevaría muy pronto a la mesa del Consejo de Ministros el anteproyecto de dicha ley. No cumplió ni piensa hacerlo, al menos este curso. 

Por contra, sí asistió en junio a la inauguración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo en Vitoria; cuya creación, precisamente, ya estaba contemplada en la ley de 2011. El acto fue presidido por los Reyes y durante el mismo Grande-Marlaska sacó pecho: "Esta inauguración es el reconocimiento de la sociedad española las víctimas, con el fin de no olvidar lo sucedido y difundir los valores democráticos, los valores que nos hacen más fuertes como sociedad", sostuvo.

Interior reactiva los acercamientos de presos

La decisión de excluir esta reforma largamentamente demandada por las asociaciones de víctimas (ya en tiempos de Mariano Rajoy) se produce en un contexto de tensiones entre el ministro y entidades como la AVT, Covite y Dignidad y Justicia por los constantes acercamientos de presos etarras a las cárceles del País Vasco. 

Instituciones Penitenciarias reactivó este martes los traslados y ordenó siete de golpe (seis de ellos a cárceles vascas). En este año y medio de legislatura, son ya 66 los etarras acercados por el Gobierno de Pedro Sánchez; mientras las asociaciones de víctimas, el PP, Vox y Ciudadanos se desgañitan denunciando lo que consideran un "pago" del presidente al PNV y Bildu, socios necesarios. 

El traspaso de competencias

A los continuos y humillantes ongi etorri y al acercamiento de presos se añade en la coctelera el traspaso de las competencias de Instituciones Penitenciarias al País Vasco, que los gobiernos central y vasco sellaron en mayo y que será efectivo a partir del 1 de octubre. 

Iceta y Erkoreka en la firma del traspaso de competencias.

 

"Se salda una deuda", proclamó el entonces ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, al estampar su firma junto a la del vicelendakari Josu Erkoreka. En alusión a que ello ya estaba contemplado en el Estatuto de Guernica. 

No obstante el responsable de Justicia del PP, Enrique López ha recordado en varias ocasiones que a partir del 1 de octubre el cumplimiento de las penas de los presos recluidos en las cuatro cárceles vascas dependerá del Gobierno vasco, y únicamente la Fiscalía podrá recurrir las decisiones. Fiscalía, recuerdan los populares, en manos de la exministra socialista Dolores Delgado.