| 06 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez baja el IVA de la luz como le exigió Feijóo acorralado por las urnas

El presidente del Gobierno lo ha anunciado en el Congreso de los Diputados a preguntas de Gabriel Rufían, pese a que Gamarra ya le había preguntado por ello antes.

| Andrea Jiménez España

Pedro Sánchez ha anunciado este miércoles en el Congreso de los Diputados que rebajará el IVA de la luz, pasando del 10% al 5%. Era una de las propuestas que Alberto Núñez Feijóo le trasladó para intentar reducir la factura, uno de los principales quebraderos de cabeza de las familias, pero que el presidente rechazó de plano, tanto en la Conferencia de Presidentes de La Palma, como cuando ya tuvo el grueso del plan de los populares sobre la mesa de Moncloa el pasado 22 de abril. Pero ahora, la difícil situación que atraviesa el presidente, acorralado por el resultado de las urnas en Andalucía, le ha hecho mover ficha, pero eso sí, no lo ha anunciado cuando el PP le ha interpelado por ello, sino en el turno de sus socios de ERC.

El portavoz independentista, Gabriel Rufián, precisamente le pedía que actuara ante un crecimiento de la inflación que, según le ha advertido, puede "arrasar" al Gobierno, pero el presidente ha vuelto a culpar al conflicto en Ucrania de la subida de precios de los últimos meses y ha recordado que el Ejecutivo ya ha tomado medidas para ayudar a familias y empresas.

En este punto, Sánchez ha garantizado que las seguirán tomando y ha puesto como ejemplo la nueva bajada del IVA de la luz que ha anunciado que se incluirá en el decreto que el Consejo de Ministros aprobará este sábado para ampliar las medidas para paliar los efectos económicos de la guerra.

Sin embargo, Sánchez había tenido una oportunidad de oro, apenas unos minutos antes, para tender puentes con el PP, pues precisamente, su portavoz, Cuca Gamarra, había recordado que su partido ya había planteado una rebaja impositiva que había ninguneado de forma sistemática. 

Gamarra ha afeado a Sánchez que tres días después de las elecciones andaluzas aún no haya reaccionado a la "debacle" del PSOE y ha recalcado que mientras "suma derrotas, los españoles multiplican sus problemas".

Tras ofrecer cifras de lo que supone la inflación para los españoles, ha pedido al jefe del Ejecutivo que "rectifique" y le ha preguntado qué "más tiene que pasar para que rectifique", y como minutos después se ha visto, solo tenía que hacer la pregunta uno de sus socios parlamentarios.

 

Además, la dirigente del PP ha afirmado que las urnas constataron que el "gobierno Frankenstein es un proyecto fracasado y agotado" y ha criticado que el Gobierno responda con "más de lo mismo, con la ideología por encima de todo" como, a su entender, demuestra "resucitar" la Ley de Memoria o reunir la mesa de diálogo con Cataluña.

Pero Sánchez ya tenía su discurso armado. No iba a dar el gusto al PP de escuchar que el Gobierno tenía que rectificar e implantar una de las medidas propuestas por Feijóo pero lo ha tenido que hacer, acorralado por un resultado electoral que deja claro que los ciudadanos han dado de lado al PSOE.

Sánchez reacciona tras el desastre de Andalucía

Y es que, la carestía de la vida y la falta de soluciones eficaces por parte del Gobierno han caído como una losa sobre el PSOE y los partidos a su izquierda, que han sido castigados en Andalucía con un resultado abrumador. 

La histórica mayoría absoluta cosechada por Juanma Moreno ha sido un toque de atención para los partidos del Gobierno, que se han visto obligados a reaccionar, una vez que, como ha dicho Gamarra, "los andaluces se han hecho portavoces de los españoles".

El periodo electoral que se abre en los próximos meses es vital para el PSOE, pero también para la izquierda que quiere vertebrar Yolanda Díaz. En primavera llegan las autonómicas y locales y a finales de 2023 es el turno de las generales, si nada cambia, por lo que Sánchez se ha visto obligado a tomar medidas de calado, que supongan un desahogo para el bolsillo de los españoles. Y ahora, hace suya una de las propuestas del PP.