| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Iglesias y Montero, en un pleno del Congreso con gesto visiblemente airado.
Iglesias y Montero, en un pleno del Congreso con gesto visiblemente airado.

Las "migajas" que ofrece ahora Sánchez a Montero que van a indignar a Iglesias

En la anterior oferta, al líder de Podemos una vicepresidencia para su número dos le pareció poco. Por eso, a buen seguro, lo que el socialista quiere cederle va a irritar al morado.

| ESdiario España

Si no quieres taza, taza y media. Un dicho español que viene como un guante a la oferta de poder que Pedro Sánchez ha oficializado a Pablo Iglesias este martes, en la presentación de sus 300 medidas para un "gobierno progresista".

Hace un mes, al líder morado le pareció insuficiente una oferta socialista para que Irene Montero se convirtiera en vicepresidenta con algunos ministerios de corte social añadidos. Nada acorde con la proporcionalidad que Iglesias exigía con los números de los resultados del 28-A en la mano.

Por si eso no le satisfizo, menos aún lo va a hacer lo que Sánchez le cede este martes. Y con poco tiempo para pensárselo. Pero, de tocar poder en primera línea, nada de nada.

El presidente del Gobierno en funciones está dispuesto a ceder a Unidas Podemos su participación en la "gobernanza" del país liderando instituciones y órganos del Estado fuera del Consejo de Ministros, que afectan a ámbitos como el fiscal, el energético, el social o el jurídico.

Así lo ha anunciado en el acto donde ha presentado las 370 medidas que se compromete a cumplir si logra ser investido del Gobierno. No obstante, Sánchez ha sido firme de nuevo al rechazar el Gobierno de coalición que exige Pablo Iglesias para hacerle presidente.

Pero en Podemos van a pensar que mucho ruido y pocas nueces. Sánchez ha ofrecido a Podemos constituir una "triple" garantía de cumplimiento del acuerdo: a través de una oficina en el Ministerio de Hacienda, con sendas comisiones de seguimiento en el Congreso y el Senado y a través de otro organismo que implique a la sociedad civil en la fiscalización del cumplimiento de los compromisos asumidos.

Y es que el líder socialista ha admitido que "no merece la pena intentar" formar un ejecutivo que no le permita tener "actuar con eficacia" para dar estabilidad al país en unos momentos en que se avecinan grandes retos como el Brexit o una posible desaceleración económica.

Y Sánchez se ha mostrado convencido de que un gobierno de coalición como el que exige Iglesias supondría en realidad constituir "dos gobiernos en uno", un ejecutivo "compartimentado" en un "momento crítico" para el país, que lo que precisa es un gabinete estable.