| 06 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

Revilla deshoja la margarita y destapa de quién depende su futuro político

El mediático presidente de Cantabria duda si repetir en las listas en las elecciones de mayo. Pero tiene claro en base a qué tomará la decisión de retirarse por fin o seguir en la brecha.

| M.B España

Perejil de todas las salsas, uno de los presidentes autonómicos más locuaces y mediáticos, Miguel Ángel Revilla se repiensa su futuro. Ajeno a lo que muchos dicen de él, el líder cántabro medita su continuidad en base a un único criterio.

Revilla ha asegurado este jueves que volverá a optar a la reelección al frente del PRC y de la comunidad autónoma de Cantabria si los médicos le dicen que está "en condiciones óptimas" y de "afrontar como hasta ahora" su trabajo en el Ejecutivo.

"Si me dicen que estoy en condiciones de afrontar como hasta ahora, siempre con la duda de que las enfermedades son imprevisibles y que pueden evolucionar a peor, me voy a presentar. Y si no, no me presento. Renunciaré y hasta aquí he llegado".

 

Así lo ha desvelado en declaraciones a los periodistas ante el santuario de La Bien Aparecida, patrona de Cantabria que se conmemora esta jornada, en la que se ha conocido que el Congreso Regional del Partido Regionalista de Cantabria para elegir a su jefe de filas y candidato en las elecciones de mayo del año que viene se celebrará el próximo 20 de noviembre.

Revilla, que hace unos días dijo que desvelaría su futuro político en la primera quincena de octubre, ha expresado a los medios que su continuidad al frente del partido que fundó y de la comunidad "no depende de la Virgen", sino de su "riñón", que es la padecimiento que según ha dicho tiene desde los "veintitrés años", cuando le dio un "cólico".

Por eso, ha explicado, es "el Servicio de Nefrología" el que le va a decir si sigue o no: "Eso no se lo encargo yo a la Virgen, se lo encargo a los médicos de Valdecilla", ha apostillado.

En este sentido, ha indicado que le van a "mirar" como "hace cuatro años", ha recordado, para señalar que se va a someter a un chequeo general -"ya tengo hora", ha dicho- para que "me digan si estoy en condiciones de afrontar un trabajo tan exigente, tan duro como este", que según ha apuntado supone "levantarse a las siete", "acostarse a las diez" y "no parar".

"Yo no valgo para media jornada: lo mío tiene que ser desde la mañana que salgo, a las siete de la mañana, y entro de noche también", ha abundado. Y además, su labor implica -ha agregado- "tener la cabeza en su sitio" y "no andar tan torpe" como para necesitar "silla de ruedas" o "bastón" para andar, ha comentado.