| 20 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Santiago Abascal, este jueves, frente a la sede del TC.
Santiago Abascal, este jueves, frente a la sede del TC.

Conde-Pumpido choca contra la cruda realidad: aluvión de recusaciones en el TC

Como se vaticinaba hace semanas en la carrera judicial, el pasado de los nuevos magistrados "progresistas" amenaza con condicionar la agenda y los debates de la nueva corte de garantías.

| Javier Ruiz de Vergara España

El nuevo Tribunal Constitucional arranca bajo el síndrome del juez y parte. Y mientras su flamante presidente, Cándido Conde-Pumpido, anuncia un "plan de choque" para poner al día al órgano judicial con sus asuntos más espinosos, el lastre de los dedazos de La Moncloa con los nuevos magistrados amenaza con lastrar las deliberaciones de la Corte.

Conde-Pumpido ha ordenado un "plan de choque" para desatascar el TC. Pero se acumulan ya las recusaciones y abstenciones de los nuevos magistrados por sus lazos con el Gobierno de Sánchez

Y es que en apenas horas, recusaciones y abstenciones voluntarias se acumulan en la planta noble del TC. En unos casos por la "vinculación" de sus miembros con el gobierno de Pedro Sánchez. Y en otras, por decisiones de claro tinte partidista de los nuevos magistrados.

Vox ha presentado este jueves ante TC un recurso contra la reforma del Código Penal que incluyó la supresión de delito de sedición y la reforma del de malversación al tiempo que ha recusado al presidente del órgano, Cándido Conde-Pumpido, y los magistrados Juan Carlos Campo, Laura Díez y María Luisa Segoviano "por su vinculación con el Gobierno".

El partido liderado por Santiago Abascal ha presentado un escrito de recusación que pone el foco en la etapa de Pumpido como fiscal general del Estado "durante el mandato del PSOE". En concreto, le señalan por "haber ocupado cargo público con el que ha podido formar criterio en detrimento de la debida imparcialidad".

 

Pero, además, la formación considera que el ahora presidente del TC habría sido "defensor o representante de alguna de las partes o intervenir en un pleito como fiscal". Consideran, asimismo, que Conde-Pumpido habría "participado directa o indirectamente en el asunto objeto del pleito".

Respecto al exministro de Justicia, Juan Carlos Campo, Vox señala que ha "sido denunciado por alguna de las partes debido a la querella" presentada por el propio partido "contra Pedro Sánchez y el resto del Gobierno por los actos preparatorios para cometer un delito de rebelión".

Sostienen que, además, Campo podría "tener interés directo o indirecto en el pleito o causa". "Debido a que nos encontramos recurriendo la ley que sus excompañeros del grupo parlamentario han aprobado", detalla la formación.

"Debida imparcialidad"

Vox, que considera que Campo "ha podido formar criterio en detrimento de la debida imparcialidad", también apunta al "vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco por consanguinidad o afinidad" por la "relación que le une con Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados".

En relación a Laura Díez, el partido la señala por "haber ocupado cargo público, empleo o profesión habiendo participado directa o indirectamente en el asunto objeto del pleito, debido a su condición de alto cargo en el Ministerio de Presidencia y ser personal de confianza del ministro Félix Bolaños".

 

Segoviano, Campo y Laura Díaz junto a César Tolosa. El pasado de los progresistas, una hipoteca para el nuevo tribunal de garantías.

 

Por último, Vox recusa a María Luisa Segoviano por sus declaraciones "mientras era magistrada emérita del Tribunal Supremo". En concreto, cuando ésta se refirió a la autodeterminación en los siguientes términos: "Ese es un tema muy complejo, sumamente complejo. Es un tema con muchas aristas que hay que estudiar".

 

El líder del partido ha criticado frente a las puertas del TC que el Ejecutivo haya "pisoteado por enésima vez la Constitución", afeando que el Gobierno haya concedido "indultos encubiertos" para personas que han cometido "delitos contra la administración del Estado".

"Acudimos al TC cumpliendo con nuestra obligación pero con escepticismo. No somos unos ingenuos ni queremos engañar a los españoles porque éste es el recurso número 46 de Vox, pero es el numero 2 de Vox en la era en que Sánchez ya ha asaltado el TC", ha sostenido.

"Plan de choque"

Mientras se acumulan las recusaciones, Conde-Pumpido ha encargado elaborar un "plan de choque" para poner al día en el plazo de 6 meses los recursos de amparo pendientes.

Según ha informado el TC, la tramitación de los recursos de amparo "actualmente se encuentra seriamente retrasada", por lo que ha ordenado diseñar ese "plan de choque" a un equipo de trabajo integrado por el secretario general del TC, Andrés Gutiérrez; el secretario general adjunto, Juan Carlos Duque; y el letrado adscrito al presidente, Ignacio Sánchez Yllera.

Además, para colaborar en esta puesta al día, se ha acordado contratar a ocho nuevos letrados colaboradores, cuya convocatoria ya ha sido remitida al Boletín Oficial del Estado (BOE).

La elaboración del "plan de choque" se decidió en una reunión de trabajo celebrada el miércoles en el despacho del presidente, y a la que acudieron todos los letrados coordinadores de las diversas especialidades que funcionan en el TC (civil, penal, social, contencioso-administrativo y parlamentario).