| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El ministro de Ciencia e innovación, Pedro Duque
El ministro de Ciencia e innovación, Pedro Duque

Covid-19: El Gobierno confiesa ahora que lo sabían todo desde enero

Pedro Duque deja con unas declaraciones en evidencia a Pedro Sánchez, que prefirió mirar para otro lado ante la amenaza del Covid-19 para que el 8-M fuese un éxito de público.

| Nando del Conde España

El ministro de Ciencia e innovación, Pedro Duque, dejó ayer en un mal lugar al Gobierno de Pedro Sánchez, demostrando así que decidió poner en riesgo a la población frente a las informaciones fehacientes de expertos que indicaban que el coronavirus que se había iniciado en la ciudad china de Wuhan era una gran amenaza para la salud de los españoles.

 

La frase que delata a Sánchez -su negligencia o su ocultación de la verdad- la pronunció este viernes Duque en rueda de prensa: "Los investigadores españoles empezaron a trabajar de forma intensa en cuanto se conoció esta enfermedad durante el mes de enero. Ya el 2 de febrero tuvimos una reunión con los profesores Enjuanes y García Sastre, este último trabaja en Nueva York, para asegurar que tengan las máximas facilidades, así como todos los medios necesarios.. ESe dia, ya liberamos medios e iniciamos cambios legales para reducir plazos, culminados en el real decreto ley de estado de alarma donde hemos puesto todas las medidas en funcionamiento..."

Es decir, se confirma como publicó ESdiario que el Gobierno sabía desde enero la letalidad del Covid-19 y, aún así, permitió que decenas de miles de personas se dieran cita en las calles durante las manifestaciones feministas del 8-M.

 

El experto que advirtió a Sanidad

Y ello, pese a que un experto en Salud Pública de la OMC, Juan Martínez Hernández, advirtió de la máxima amenaza que era ya entonces el coronavirus en una  reunión en el Ministerio de Sanidad en la que el Ejecutivo Central tomó la decisión de desechar la gravedad del virus.

 

Los efectos ya los conocemos, más de 20.000 contagiados en España -entre ellos varios miembros del Gobierno y la propia esposa de Pedro Sánchez, más de un millar de muertos y toda España confinada, salvo Pablo Iglesias, que de vez en cuando se escapa de su cuarentena más que obligada -Irene Montero dio positivo en Covid-19- para no quedar fuera de la foto de la gestión de esta enorme crisis sanitaria.