| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

La mujer de una víctima de Lanza ajusta cuentas con este terrible relato

El radical antisistema dejó a su marido Juan José Salas, Guardia Urbano de Barcelona, tetrapléjico y ahora ha hablado sobre la leve condena de cinco años impuesta por el asesinato de Laínez.

| ESdiario España

El rastro de dolor que ha dejado Rodrigo Lanza, ya condenado a tan solo cinco años de prisión por asesinar a Víctor Laínez, que cometió el terrible pecado de llevar unos tirantes con la bandera de España, es incalculable. Y es que, no sólo Laínez fue víctima del radical antisistema, sino que antes fue Juan José Salas, un Guardia Urbano de Barcelona al que dejó tetrapléjico, postrado en una silla para siempre.

Ahora, Rosa, la esposa Juan José Salas, ha pasado por los micrófonos de la cadena Cope para hablar sobre la tibia condena impuesta a Lanza. Lo ha vivido muy de cerca, aunque asegura que su hija siempre le ha recordado que "esto ya no va con nosotros". Sin embargo, queda el dolor, "este sentimiento de pena, de tener una sociedad que la Justicia...Al final vamos a tener que dejar de creer en ella. Nos hemos educado en un respeto por la Justicia y las leyes y al final no sé que pensar”, ha dicho.

 La mujer ha criticado además el lavado de cara que se hizo al radical violento a través del documental 'Ciutat Morta' después del ataque a su marido."Sentimos una indignación muy fuerte, no sólo por el documental, sino cuando Lanza dice el motivo: "busco venganza, lo tengo claro". Que ahora diga que no buscaba hacer año, nos deja perplejos. Al margen de todo esto me gustaría que los que apoyaron este documental y los que hicieron campaña política con esto, les pido que se retracten, o que digan lo que piensan hoy. Creo que ha quedado demostrado que no era un documental era una farsa. Algo de responsabilidad tenemos todos al apoyar este tipo de cosas, sobre todo contra la Policía".

 

 

Y es que, el documental presentó los hechos como un complot policial y a él como una víctima del sistema. Fue obra patrocinada por Ada Colau en su momento que, además, contó con el encendido respaldo de Podemos y de algunos ilustres periodistas como Jordi Évole o Julia Otero, entre otros, absolutamente alineados con la teoría de la conspiración contra Lanza.

De hecho, Lanza se convirtió hasta la brutal agresión mortal a Laínez en una especie de héroe para los partidos más radicales, con Podemos a la cabeza, convencidos de su inocencia, y hasta el propio Pablo Iglesias se reunió con la familia de Rodrigo Lanza para mostrarle su respaldo.