07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El doctor José María Martín Moreno.

Un experto rompe el tabú y carga contra el comité científico de Sánchez

El doctor Martín Moreno compareció en el Congreso y dejó muda a la portavoz del PSOE con su exposición, en la que se preguntó si acaso no había más científicos para ayudar que seis.

| Ana Isabel Martín España

Por más que el PSOE diseñara la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica para hablar de futuro y no hurgar en el pasado más reciente de la gestión de la pandemia, a Pedro Sánchez y su mando único no les quedó más remedio que tragarse este viernes un gran sapo. 

Uno de nombre José María Martín Moreno, un médico con un currículum brillante, apabullante: catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia, doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada y doctor en Salud Pública, Epidemiología y Gestión Sanitaria por la Universidad de Harvard. 

Martín Moreno, que ha trabajado como asesor para la OMS y codo con codo con diversos ministros de Sanidad de distinto signo político -desde Ernest Lluch a Ana Pastor, pasando por Trinidad Jiménez-, compareció ante la Comisión y la dejó muda, especialmente a la portavoz del PSOE, porque cargó abiertamente contra el ensimismamiento del Gobierno en las semanas más dramáticas de la crisis del coronavirus. 

Durante su exposición, el experto se quejó de que Pedro Sánchez se hiciera rodear tarde y mal por un minúsculo grupo de científicos capitaneados por Fernando Simón, en lugar de aprovechar los conocimientos y la experiencia de un buen número de profesionales que esperaron una llamada del Gobierno que nunca llegó. Con el consiguiente enfado de estos.

"El comité científico de la Covid-19 empezó a funcionar el 21 de marzo, cuando ya llevábamos tiempo. No sé, antes era un grupo de funcionarios, de personas bienintencionadas con su capacidad técnica pero no hubo un comité científico hasta relativamente tarde", empezó diciendo. Cabe recordar que el estado de alarma había sido decretado por el Gobierno una semana antes. La OMS había declarado la alerta internacional un lejano 30 de enero y la pandemia el 11 de marzo.  

Y continuó el doctor Martín Moreno leyendo lo que aquel 21 de marzo publicó el Gobierno al respecto: "Es un comité científico integrado por seis científicos de prestigio internacional a cuyo frente se encuentra el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (en alusión a Simón)".

Acto seguido se preguntó: "¿Es que no hay más?, ¿no hay más personas que pudieran haber ayudado aquí? No se comprende bien por qué no se contó o no se haya dado voz a las más cualificadas sociedades científicas, asociaciones profesionales y de forma muy especial a las propias reales academias, que están sistemáticamente ignoradas".

La portavoz del PSOE, Ana Prieto, quedó tan descolocada por su intervención que cuando le llegó el turno de preguntar al compareciente trató de desviar la atención y se limitó a preguntarle por sus propuestas para mejorar la respuesta de la OMS ante la crisis y por el "comportamiento de China en las primeras semanas". De España ni una palabra.

En cambio la popular Ana Pastor, que conocía bien al doctor de haber colaborado cuando fue ministra de Sanidad, le dijo: "De lo que ha pasado, usted se ha mordido la lengua bastante".

El comité científico técnico fue el órgano tras el que durante meses se parapetaron el presidente y el ministro Salvador Illa, que siempre justificaron todas las decisiones en la opinión de esos expertos. Fue su coartada incluso cuando el Gobierno decidió aliviar el confinamiento de los niños dejando que fueran a hacer la compra con sus padres al supermercado y después tuvo que recular en seis horas.

Inicialmente lo formaron seis científicos además de Simón, todos de reconocido prestigio y trayectoria pero que sin embargo tampoco vieron venir la gravedad de la situación. De hecho hay declaraciones de alguno de ellos en la hemeroteca minusvalorando el peligro.

Eran Antoni Trilla, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Barcelona; Hermelinda Vanaclocha, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y secretaria del Instituto Médico Valenciano; María Teresa Moreno-Casbas, doctora en Epidemiología y Salud Pública por la Universidad Rey Juan Carlos; Agustín Portela, que fue investigador en Virología básica en varios virus animales en el Centro Nacional de Microbiología y en el Centro Nacional de Biología Fundamental del Instituto de Salud Carlos III; Inmaculada Casas, responsable de la Unidad de Virus Respiratorios y Gripe y directora del Centro Nacional de Gripe de la OMS de Madrid; y Miguel Hernán, profesor de Bioestadística y Epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la Universidad T.C. Chan de Harvard.

Después se fueron incorporando algunos más.