| 16 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez con Pere Aragonès
Pedro Sánchez con Pere Aragonès

Sánchez invita, pagas tú: la trampa de la cesión de las Cercanías a ERC

El acuerdo de cesión de Rodalies, una reivindicación independentista, incluye una dotación económica del Estado y sienta un peligroso precedente para que otras CCAA lo reclamen

| Enrique Martínez España

Conforme avanzan los días vamos conociendo las cesiones de Pedro Sánchez a los independentistas catalanes para lograr ser investido presidente, a la espera de la traca final que será la presentación de la ley de amnistía y el texto de la misma. La ‘cesión del día’ ha sido la de las Cercanías a la gestión de la Generalitat de Cataluña, incluido la titularidad de los trenes y las infraestructuras, una vieja reivindicación del independentismo que por fin ven hecha realidad.

El acuerdo ha sido desvelado por ERC y supone trocear Adif y Renfe para mayor gloria de la continuidad de Pedro Sánchez, pues además de la gestión de las Rodalies -Cercanías catalanas-, algo que ya sucedía, se traspasará la titularidad de la infraestructura, ahora responsabilidad de Adif, así como de los trenes.

Y como en todo acuerdo, hay una curiosa letra pequeña: incluye una dotación económica del Estado para el funcionamiento del servicio, que se traspasará a la Generalitat de Cataluña. Es decir, aunque las Cercanías pasen a ser titularidad al cien por cien de Cataluña, las seguiremos pagando todos los españoles con nuestros impuestos. Porque los independentistas no son tontos: quieren las Cercanías pero que les sigan dando dinero del Estado.

Más allá, el traspaso además se antoja complicado y de una enorme complejidad técnica, por lo que ya avanzan que se hará por fases, y hay dudas sobre si el cambio de titularidad servirá para mejorar el servicio, la principal preocupación de los ciudadanos.

Además, se teme que Pedro Sánchez abra la caja de Pandora y otras comunidades se lancen a exigir lo mismo, pues regiones como Madrid o la Comunitat Valenciana también denuncian caos en la gestión de Adif y Renfe de las Cercanías. En esta última, los partidos nacionalistas como Compromís también han pedido que traspasen las Cercanías.