| 20 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Joe Biden presidente de Estados Unidos
Joe Biden presidente de Estados Unidos

Biden ignora a Sánchez pero sus socios exigen que hablen sobre Cuba

El presidente de Estados Unidos continúa despreciando a España en asuntos internacionales pero los socios del Gobierno exigen un acercamiento para desbloquear Cuba.

| L. S. España

Joe Biden no solo ha ignorado a Sánchez en los primeros contactos tras su llegada a la Casa Blanca  sino que ha despreciado al propio presidente en medio de la crisis diplomática con Marruecos, continuando al lado de Rabat, pero los socios de coalición del Gobierno 'Frankenstein' han lanzado una propuesta al Gobierno, para añadir más leña al fuego, que tome la iniciativa y levante él teléfono para auxiliar al gobierno castrista de Cuba.

Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, BNG, la CUP, Junts, PNV y Compromís ha exigido a través de una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados que el  Gobierno "aliente", en el marco de sus relaciones con Estados Unidos, la derogación del bloqueo que pesa sobre el país caribeño.

Los socios de Sánchez, a pesar de que son conscientes del ninguneo del nuevo Gobierno norteamericano, ha asegurado que a raíz de la actual crisis económica y social provocada por la Covid-19, se "impone con más razón que nunca" exigir el "levantamiento del bloqueo" que mantiene Estados Unidos contra Cuba

"El carácter inhumano del bloqueo se ha reforzado en el contexto de azote de una pandemia global como la Covid-19, que ha supuesto retos notables para todos los estados, en particular para Cuba, ya que sus esfuerzos para combatirla se han visto sensiblemente limitados por las regulaciones del bloqueo estadounidense que ha privado deliberadamente a la nación cubana de la adquisición de materiales sanitarios, equipos médicos y demás recursos necesarios para el manejo de la enfermedad", critican los impulsores de la PNL.

Por ello, piensan que la investidura de Joe Biden como nuevo presidente de EEUU puede llevar a una nueva etapa de "distensión" y, en consecuencia, contribuir a la posible eliminación del bloqueo, pero olvidan que Sánchez no es un interlocutor con el que el presidente norteamericano pretenda contar y mucho menos escuchar en un futuro cercano.

'Hablarán cuando las circunstancias lo permitan'

De hecho, según adelantaron desde la Casa Blanca, Joe Biden, que lleva más de tres meses en el cargo, hablará con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando "las circunstancias lo permitan".

En una mesa redonda organizada por la Embajada de Estados Unidos en Madrid a principios de mayo, la subsecretaria de Estado adjunta para Europa y Eurasia de Estados Unidos, Molly Montgomery detalló que Biden ha estado "muy centrado" en combatir la pandemia y en armar una recuperación económica fuerte para Estados Unidos.

Después de estas declaraciones de Montgomery, estalló el conflicto con Marruecos y llegó el clímax de la indiferencia por parte de EEUU con el conflicto en Ceuta. Joe Biden no ve en Pedro Sánchez un socio estratégico, ni mucho menos un amigo político, por lo que plantear una cuestión como la cubana no parece, en estos momentos, lo más apropiado.

Apoyo a Marruecos

El respaldo americano a Mohamed VI es, según fuentes diplomáticas consultadas por ESdiario, de un "enorme calado". Estados Unidos ha prescindido incluso del "favor" español de mantener dos bases americanas en Andalucía, cerca de la "zona cero" del conflicto político y migratorio con el vecino del sur.

A través de otro alto mando de la Casa Blanca, Jalina Porter, en una conferencia televisada tildó el ataque a la soberanía española de mero "problema migratorio" y equiparó a ambos países sin distinción de responsabilidades, instándoles a entenderse.

Hay algo meramente político en esa desconfianza que Biden comparte con buena parte de Europa, aunque nadie lo diga abiertamente: "No gusta y no despierta confianza que España sea el único país occidental del mundo con comunistas y populistas en el Gobierno", aseguran en referencia a Podemos.

Pero hay algo más, que explica el desafío de Marruecos a España e incluso a Europa: el intercambio entre Rabat y Washington de dos poderosos asuntos es la clave de todo. Mohamed VI quiere la soberanía del Sahara, sin referéndum e incluyendo la porción cedida en tiempos por España a Mauritania, donde quiere poner un gran puerto estratégico.

Rabat quiere visualizar su poderío militar a partir del 7 de junio con unas maniobras bélicas abrumadoras

Basta con escuchar el mensaje oficial, público y contundente, de las autoridades de Rabat en las últimas semanas, en especial las palabras de Naser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores crecido por sus conversaciones con Washington en plena crisis con España.

"El Marruecos de hoy en día no es el Marruecos de ayer. Marruecos no tiene complejos", dijo a la agencia MAP, voz oficial del Palacio de Mohamed VI. Y para no dejar dudas de la posición dura e inflexible de su Gobierno, dejó claro a qué obedecía una “invasión” de Ceuta, con hasta 10.000 inmigrantes, que ya no se molestan en disimular.

"African Lion 21"

Además, Rabat quiere visualizar su poderío militar a partir del 7 de junio con unas maniobras bélicas abrumadoras: 7.800 militares, cien vehículos, dos aeronaves y 9 ejércitos internacionales participarán directamente en la operación "African Lion 21", según confirman a ESdiario fuentes próximas a Rabat.

Además cuenta con el entusiástico respaldo del Estado Mayor de los Estados Unidos, que participará en la demostración más allá de lo normal. Como también lo harán soldados italianos e ingleses, no es el caso de los soldados españoles.

El anuncio de la participación tan extensa del ejército americano supone para Marruecos el reconocimiento por parte de Estados Unidos a su soberanía en el Sáhara tras meses de silencio al respecto.