| 19 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra (izq.) y el coronel Diego Pérez de los Cobos (der.)
El exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra (izq.) y el coronel Diego Pérez de los Cobos (der.)

Alfonso Guerra sale en defensa de Pérez de los Cobos: "Se la jugó en Cataluña"

El que fuera vicepresidente del Gobierno con Felipe González asegura que tiene bastante simpatía por su papel en el 1-O por el coronel cesado por Marlaska de manera improcedente.

| Raúl Puente España

La política ha cambiado mucho y muestra de ello son las declaraciones de antiguos políticos, sorprendidos por la forma de actuar de los actuales. El mejor ejemplo lo tuvimos hace nada con Ramón Tamames en la moción de censura. Si algo comprobó el veterano político, profesor y economista fue la diferencia a la hora de hacer política hoy en día. Sus momentos reprendiendo a Pedro Sánchez por extenderse demasiado y no contestar a lo que él le proponía o a Patxi López por su exaltación son dos de los momentos que más se recordarán de esa moción de censura de cara a la galería.

Otro que suele mostrarse crítico últimamente en sus apariciones públicas es Alfonso Guerra. Hace unos dos meses, en plena ebullición de la ley del solo sí es sí, el vicepresidente del Gobierno con Felipe González atacó duramente a sus creadores y pidió responsabilidades. "Alguien tiene que pagar por esta incompetencia", fueron sus palabras. Aunque sin duda el punto con el que más crítico se ha mostrado con el Gobierno de Sánchez es con sus concesiones a los independetistas, algo que Guerra no aguanta ni comprende.

 

Sin embargo, algo de lo que debe estar dándose cuenta Guerra y miles y miles de españoles es que lo de asumir responsabilidades por hacer algo mal no es precisamente la seña de identidad de este Gobierno de coalición. De hecho, su director de orquesta, Pedro Sánchez, es el primero que no se atreve a tocar a sus ministros pase lo que pase. El mejor ejemplo, además de Irene Montero en Igualdad, es el de Fernando Grande-Marlaska en Interior.

La última: la decisión del Tribunal Supremo de dar la razón al coronel Pérez de los Cobos y anular su cese, dictado por Marlaska, como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Este jueves, Alfonso Guerra ha salido en su defensa asegurando que tiene simpatía por él debido sobre todo al papel que tuvo  para frenar el referéndum ilegal en Cataluña del 1 de Octubre, donde Pérez de los Cobos fue jefe del operativo policial desplegado para hacer frente al mismo.

"Tengo bastante simpatía por Pérez de los Cobos, porque se la jugó en Cataluña cuando el golpe de Estado de los nacionalistas", ha manifestado Guerra en una entrevista en la Cadena COPE,donde ha presentado la reedición de su libro 'La España en la que creo'. Sin embargo, ha hecho un matiz explicando que cree que la derecha se equivoca centrando "el tiro" tan solo en Marlaska, ya que hay muchas cosas más generales que reprochar a este Gobierno.

 

Dicho esto, Guerra ha opinado que se "equivocan los sectores conservadores cuando ponen toda la carne en el asador" de sus críticas "en el señor Marlaska", dado que "hay otras cosas más genéricas" que son las que a él le interesan.