| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero

Montero se 'ahoga' al definir a Alsina qué es "clase media trabajadora"

'Clase media trabajadora' es la frase estrella del Gobierno, que la utiliza para todo, pero con la reforma fiscal de Sánchez no queda claro a qué se refiere.

| A. J. España

El Gobierno se empeña en decir que sus medidas van dirigidas a la "clase media trabajadora", todo porque el PSOE es consciente de que tradicionalmente ese es su nicho habitual de votantes, y con ese mantra ha presentado su reforma fiscal, que se centra en una leve bajada de los impuestos para los que ganen menos de 20.000 euros y un sablazo importante para las empresas, obviando a la mayor parte de mileuristas y trabajadores que conforman el grueso de la ciudadanía. 

Por ello, este viernes Carlos Alsina, ha cuestionado a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, qué es eso de la 'clase media trabajadora' a la que alude una y otra vez el Gobierno en sus discursos. Sin embargo, su respuesta no ha podido ser más peregrina, pues su reforma fiscal, no llega a esa clase media de la que habla. 

De hecho, Montero ha asegurado que en esa definición se engloba  al 98-99% de los ciudadanos, "a gusto de cada uno"; "la mayoría social; "aquellos que tienen que usar los servicios públicos para curarse, para estudiar, etc.", ha dicho en Onda Cero.

Así, la titular de Hacienda ha intentado salir del entuerto y ha seguido explicando que la intención del Ejecutivo es "proteger a los más vulnerables" pidiendo "un mayor esfuerzo a las rentas de capital que están por encima de los 200.000 euros", ayudando "a los que ganan menos de 21.000", que según sus cálculos es el 50% de la población.

Sin embargo, surge una pregunta. ¿Qué pasa con los ciudadanos que ganan más de 21.000? Ellos no se van a beneficiar de esta rebaja del IRPF y a día de hoy 21.000 euros brutos no es ningún sueldazo, de hecho, rondarían los 1.400 euros mensuales, lo que al ritmo que va el IPC y la subida de los tipos de interés, no deja mucho margen para llegar a fin de mes.

Pero para eso, la titular de Hacienda también tenía respuesta ya que según ha dicho sí entran dentro de otras medidas, como la bajada de los precios de la electricidad, del IVA o la ayuda de los 20 céntimos por litro en las gasolineras.

"Hay que combinar medidas para la población general y medidas fiscales para ciertos sectores de la población, que es lo que recomienda Europa", ha añadido la ministra y por ello ha concluido que no comparte "el titular de que se deje fuera a las clases medias con la rebaja fiscal".