| 16 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, en un gesto de reflexión en su escaño.
Pedro Sánchez, en un gesto de reflexión en su escaño.

"Frankenstein" amenaza a Sánchez con tumbarle: "Se acabará quedando solo"

Los "tambores de guerra" resuenan en la alianza que sostiene al PS0E en La Moncloa. Y el ninguneo a sus aliados en el vuelco en el Sáhara ha provocado una rebelión en toda regla.

| Miguel Blasco España

Pedro Sánchez está más solo que nunca. Su alianza Frankenstein agoniza, víctima de los propios ninguneos del líder del PSOE a sus socios, de los vuelcos radicales en la estrategia del Gobierno progresista, en la guerra permanente entre los socialistas y los morados, y en la creciente sensación de sálvese quien pueda. Un cambio de ciclo que hasta los socios del Ejecutivo comienzan a atisbar en el horizonte más cercano.

Porque los principales aliados parlamentarios del presidente han censurado este martes el "volantazo" que ha dado en torno a su posición sobre el Sáhara Occidental y que lo haya hecho de forma "unilateral", "sin contar con nadie", y han avisado a Sánchez de que o cuida al bloque de la investidura, o se acabará quedando solo.

 

La rebelión contra Sánchez: banderas del Sáhara en la bancada de Podemos.

 

Así lo han puesto de manifiesto en rueda de prensa en el Congreso Esquerra Republicana, Bildu, Más País y Compromís, algunos de los firmantes de la solicitud de comparecencia de Sánchez en el Pleno para que dé cuenta del giro de 180 grados que ha dado con su decisión de la autonomía del Sáhara.

Esas explicaciones tendrán lugar previsiblemente la próxima semana, cuando Sánchez detalle al Congreso los resultados del Consejo Europeo previsto para este jueves y viernes, centrado en los efectos económicos de la guerra en Ucrania.

Rufián: "Semana a semana"

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha advertido de que es fundamental que Sánchez explique "a cambio de qué" ha abandonado no sólo sus principios sino también al pueblo saharaui pero no cree, no obstante, que sea el contencioso sobre el Sáhara "el momento más critico" de la coalición del Gobierno o de la legislatura, sino la negociación de la reciente reforma laboral.

"La posición sobre el Sáhara es una más", ha acotado Rufián, subrayando, a renglón seguido, que el apoyo de su partido al Gobierno se verá "semana a semana", como hasta ahora, y dejando claro que ERC no es responsable de las decisiones del PSOE sino de "algunas rectificaciones" que ha adoptado.

 

Los socios de la "coalición Frankenstein", en una comparecencia en la sala de prensa del Congreso.

 

Desde Bildu, Mertxe Aizpurua ha censurado que Sánchez haya cambiado "drásticamente" la posición española sobre el Sáhara "sin contar con nadie", ni tan siquiera con el bloque progresista que le sostiene, una decisión que no sólo debe explicar al Congreso "con luz y taquígrafos", sino con la que, a su juicio, "se aleja" de sus socios parlamentarios.

Bildu: Sánchez se aleja

En este sentido, Aizpurua ha pedido al presidente que "rectifique" su "insólito e incomprensible" apoyo a Marruecos, que no rehuya su responsabilidad histórica para con el Sáhara y que regrese a las resoluciones de la ONU en pro de una solución "viable y duradera" que debe concluir, según Bildu, con el legítimo derecho de la libre autodeterminación del Sáhara.

Por su parte, el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha tachado de "inmenso error" el cambio de postura de Sánchez sobre el Sáhara no sólo en el fondo sino en las formas. "Las políticas de Estado no se cambian dando un volantazo sin informar a nadie", ha denunciado.

Y este último episodio, unido a la gestión de la guerra en Ucrania y las consecuencias de sus efectos económicos, han llevado a Errejón a advertir al Gobierno de "la legislatura se le va a ir de las manos" si no reacciona ya con "firmeza" ante el momento "crítico" que atraviesa.

Compromís: "Se quedará muy solo"

En la misma línea, el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha admitido no gustarle la deriva que está tomando el Gobierno en los últimos tiempos, especialmente a raíz de su giro sobre el Sáhara, y le ha avisado de que se quedará "muy solo" en el futuro si sigue adoptando decisiones de este tipo sin tener en cuenta a la mayoría con la que continúa en Moncloa, al que considera que debería "cuidar".

Y hacerlo sobre todo teniendo en cuenta que el Ejecutivo se encuentra, en su opinión, en "el momento más crítico" con varios frentes abiertos. No obstante, no ha querido pronunciarse sobre si Unidas Podemos debería o no seguir coaligado al PSOE en el Gobierno.

Sobre el Sáhara y los apoyos del Ejecutivo también han hablado Junts y el PDeCAT. Ambos partidos entienden que Sánchez debe explicar las "contrapartidas" que ha sacado de su giro respecto al Sáhara y el "cúmulo de despropósitos" que existe en torno a este conflicto.