| 25 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
José Carlos Fuertes, médico psiquiatra
José Carlos Fuertes, médico psiquiatra

Los psiquiatras responden a los insultos de la 'Cienciología': "Es odio"

"Delincuentes, agresores sexuales, genocidas...", son insultos que asiduamente la 'Iglesia de la Cienciología' profiere a los psiquiatras y que el Dr. Fuertes califica de "odio".

| Hugo Pereira España

José Carlos Fuertes, reconocido médico psiquiatra, denuncia en ESdiario las duras ofensas que organizaciones -sectas, para muchos- afines a la Iglesia de la Cienciología  profieren a la Sociedad Española de Psiquiatría y, por extensión, a todos los médicos psiquiatras. 

Ejemplos de "barbaridades" que la Cienciología ha vertido sobre los profesionales de la psiquiatría son: "La psiquiatría sirve de maquinaria de control social que a veces se convierte en agente de la venganza social y política"; "el psiquiatra es quien de forma absolutamente ilegal envía un fax al Juzgado para solicitar un internamiento involuntario, por causas falsas, sin urgencia necesaria, ante medidas menos restrictivas e incluso por cuestiones de ego como ‘no viene a mi consulta desde hace meses’"; o "hay un número indeterminado de abortos coactivos en España en manos de psiquiatras que no quieren que los ciudadanos veamos la catástrofe que le pasa a un niño cuando nace después de haber estado sufriendo la medicación psiquiátrica que tomaba la madre".

Cuando se le pregunta a Fuertes qué es la Cienciología, afirma no tenerlo “todavía muy claro”. Es lógico el hecho de que cada quien tiene su percepción y su forma de entender las cosas y así lo ha expresado José Carlos: “Para unos es una secta y para otros un grupo de tipología religiosa o un grupo casi formativo. Cada uno tiene una visión diferente. Los datos están ahí, hay mucha información en internet y que cada uno se quede con lo que quiera”.

Iglesia de la Cienciología vs. Médicos Psiquiatras

Organizaciones asociadas a la Iglesia de la Cienciología – como es el caso de Citizens Commission On Human Rights (situado en California) o de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de España – han criticado duramente, reitera nuestro entrevistado, a los psiquiatras y a la forma de ejercer su profesión.

La sentencia, que obra en poder de ESdiario, demuestra la existencia documentada de toda una serie de descalificativos y faltas de respeto hacia los médicos psiquiatras que conforman la Sociedad Española de Psiquiatría. Asimismo, en sus páginas web han publicado varios artículos plagados de difamaciones y falacias. Ante esto, el psiquiatra aragonés aseguró a ESdiario que:

“Nos llaman delincuentes, agresores sexuales, precursores de genocidios, responsables de la erosión de la educación y la justicia, incitadores a la drogadicción (...) gestores de la violencia y del terrorismo (...). Estas acusaciones, por su arbitrariedad y falta de fundamento, no deberían quedar amparadas por la libertad de expresión ni por el derecho de información; pues lesiona de forma extraordinariamente dañina el honor de los miembros de la Sociedad Española de Psiquiatría”

La Audiencia Provincial de Madrid considera que es "libertad de expresión"

No obstante, el Dr. Fuertes ha asegurado que eso no es lo que más le preocupa porque “ya no es solo un tema de prestigio” y  que, al final, “no ofende el que quiere, sino el que puede”.

Lo que ahora más preocupa al conjunto de los médicos psiquiatras españoles, es el hecho de que la Audiencia Provincial de Madrid “diga que no es constitutivo de una infracción contra nuestro honor”, matizó el entrevistado.  En este sentido, se sorprende de que “el Tribunal de Justicia haya considerado que todas esas afirmaciones no constituyen ninguna intrusión al honor y están amparadas por la libertad de expresión”.

Es evidente – asegura el Dr. Fuertes –  el gran daño que están provocando estas organizaciones de la Cienciología a los enfermos psiquiátricos y a sus familias. “Ya bastante cuesta que emprendan un tratamiento psiquiátrico y, ahora, este órgano judicial avala todas esas acusaciones que nos profieren”, ha incidido.

El camino legal es la solución

Por tanto, escogiendo el camino legal y decididos a acabar con todas esas injurias hacia sus compañeros de profesión, el psiquiatra ha asegurado que “desde esta humilde sociedad aragonesa, nos vamos a plantear presentar otro tipo de acción legal más contundente”, aunque actuando “con respeto a la ley, sin insultar a nadie, pero dejando las cosas en su justo término”, matizó.

Para él, hay dos caminos distintos: “Por un lado, el camino penal y, por otro lado, el camino civil. La Sociedad Española de Psiquiatría ha optado por el civil y nosotros, quizá debamos ir por otra vía más incisiva”, ha asegurado a ESdiario.