| 21 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Arriba, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; abajo, junto al exlíder de Podemos, Pablo Iglesias.
Arriba, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; abajo, junto al exlíder de Podemos, Pablo Iglesias.

Yolanda Díaz, protegida de Sánchez: "Los hombres de izquierdas son un peñazo"

Afirma que se creen que no son machistas por el simple hecho de ser de izquierdas. Además, ha expresado que "está harta de ser de hombres" mientras no suelta la mano de Pedro Sánchez.

| Raúl Puente España

Para bien o para mal, Yolanda Díaz va a tener un papel protagonista a nivel político en los meses venideros. Su papel y el que pueda jugar Sumar, por el simple hecho de ser un partido nuevo que llama la atención en este caso de votantes de izquierdas descontentos con sus formaciones, serán claves. Pedro Sánchez la ha elegido como su próxima aliada para intentar agarrarse a la presidencia del Gobierno y ya de paso quitarse de encima a sus molestos socios de Unidas Podemos que no hacen nada más que llevarle la contraria.

Elegida y protegida por Sánchez como un día lo fue de Pablo Iglesias, quien impulsó su ascenso en la formación morada desde tierras gallegas hasta llegar a la Moncloa para intentar quedarse. Ahora, a pesar de todo y aunque lo va a tener difícil, quiere reivindicar su independencia y la de su proyecto con una frase cuanto menos curiosa: está "harta de ser de hombres".  "Tengo vida propia, perfil propio y proyecto propio", ha expresado la actual vicepresidenta segunda del Gobierno.

 

 

Además, durante esta intervención en el IX Aniversario de Micromachismos organizado por eldiario.es, la encargada de la cartera de Trabajo ha afirmado que "los hombres de izquierda son un peñazo" y que se creen que no son machistas simplemente por el hecho de ser de izquierdas. De esta forma, ha reivindicado su proyecto político y su libertad ante aquellos que la sitúan tras "una preposición masculina" como que "es de Pablo Iglesias, es de Pedro Sánchez o es de Íñigo Errejón".

 

Negociaciones con Podemos inexistentes

También ha aprovechado la ocasión para apuntar que no está negociando con ninguna formación política desde el pasado 2 de abril, el día en el que lanzó su candidatura a la presidencia con Sumar en ese acto en el Magariños al que no acudieron sus todavía compañeros de Podemos. Precisamente este mensaje de las negociaciones va en gran parte dirigido a los morados. Unas negociaciones que ha dejado entrever se retomarán pasadas las elecciones del 28 de mayo.

Diana Morant, Ione Belarra, Yolanda Díaz e Irene Montero, de Unidas Podemos

"Las formaciones políticas, creo que con gran y buen criterio, nos han dicho que ahora mismo necesitan tiempo para hacer algo muy importante para nuestro país, que son las elecciones municipales y las autonómicas (...) Soy franca, en este momento, Sumar no está negociando con nadie", ha dicho Díaz, tirando la pelota sobre el tejado de Unidas Podemos y del resto de formaciones de la izquierda que faltan por unirse al nuevo proyecto de Díaz.