22 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pablo Iglesias cruza su mirada con el Rey, este jueves en el homenaje a las víctimas.

Crece la inquietud en el CNI: Iglesias en su "cocina" y su exdirector acosado

La filtración sobre el supuesto espionaje a Roger Torrent, junto al estallido total del "caso Corinna", han puesto en alerta a la cúpula de los Servicios Secretos. Por su exjefe.

| Javier Ruiz de Vergara España

El Centro Nacional de Inteligencia está "en guardia". Por si fuera poco el estallido total del caso Corinna, convertido ya en el caso Juan Carlos, llega ahora la filtración del supuesto espionaje a los teléfonos del presidente del Parlament, Rogert Torrent, y del exconsejero catalán Ernest Maragall.

La alerta llega ya que es la primera vez que a un director de los Servicios Secretos se le acumulan los frentes una vez abandonado el cargo. Ni siquiera Alberto Sáiz, en la etapa del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, tuvo que afrontar tal vía crucis, a pesar de salir de La Casa por sus irregularidades al usar medios del CNI para su disfrute personal.

En la sede de la madrileña Cuesta de las Perdices están muy preocupados por el nuevo escándalo por el uso del sistema de escuchas Pegasus. Y por el hecho de que haya sido el propio Gobierno de Pedro Sánchez el que haya invitado a Torrent y Maragall a presentar una denuncia por el presunto espionaje. Dicho y hecho, los dos líderes independentistas lo van a hacer en la próximas horas con una querella contra el exdirector del CNI, Félix Sánz Roldán.

Sánz Roldán, jubilado el pasado año, es sin duda el hombre que más sabe sobre los líos del Rey Emérito y sobre los entresijos del procés y del referéndum ilegal del 1-O. También sobre las andanzas del comisario José Manuel Villarejo y sobre los "negocios" de varios dirigentes de Podemos y sus relaciones con los regímenes de Ecuador, Bolivia y Venezuela.

 

Sánz Roldán, en una de sus comparencias en el Congreso cuando mandaba el CNI.

 

Y Sánz Roldán tiene ahora problemas en los tribunales. Y sin cobertura institucional ni apoyo del Gobierno -por primera vez en casi una década-; uno de cuyos socios, Podemos, le tuvo siempre en su punto de mira.

Tiene una cita en los tribunales en septiembre por su guerra con Villarejo, y le acosa además la querella que le va a llegar en los próximos días desde Cataluña. También la amenaza de tener que comparecer en el Congreso, si acaba creándose algún tipo de órgano parlamentario para investigar el caso AVE a La Meca que planea inquietantemente sobre el Palacio de la Zarzuela.

Fuentes del entorno de los antiguos colaboradores de Sánz Roldán, consultadas por ESdiario, no ocultan su indignación con el actual Ejecutivo por la forma de abordar tanto el caso Corinna como este último asunto de los teléfonos móviles de Torrent y Maragall. El general siempre contó con el apoyo cerrado y la cobertura de los expresidentes Zapatero y Rajoy y de sus respectivas vicepresidentas y ministros de Defensa.

Es el mismo entorno que advierte además del "inmenso error" de Sánchez metiendo a Pablo Iglesias en la comisión de seguimiento del CNI. Hasta ahora, los grandes secretos -y sus servicios al Estado-, Sánz Roldán los había ventilado en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, históricamente un órgano blindado y opaco, con contadas excepciones.

Ahora, muchos en La Casa, como se denominada al cuartel general del espionaje español, temen que su actual director quede a la intemperie. Saben de lo que hablan. Son al menos tres, los servicios extranjeros los que expresaron hace meses sus recelos por la presencia de Podemos en la cocina del CNI y el riesgo de filtraciones.